4 enero, 2018

Cómo el Coaching te Puede Ayudar a Encontrar tu Propósito

Teniendo en cuenta que la mayor parte del tiempo la pasamos trabajando, el hecho de encontrar un trabajo que realmente nos guste es cada vez una de las prioridades de muchos.

Si bien, la búsqueda de aquello que además de apasionarnos se nos da bien y de una forma muy natural no siempre es lo más sencillo.

Lo cierto es que  resulta cuanto menos curioso que con todos los avances en nuevas tecnologías, nuestro sistema educativo aún esté en la cola en materia de ayudarnos a sacar lo mejor de nosotros mismos.

Y es que sí, en la escuela recibimos una educación, pero muchas veces, tenemos escasa o nula orientación de qué es lo que se nos da realmente bien y cómo enfocarlo de una forma práctica.

Ken Robinson es un aclamado autor y su charla en TEDComo las Escuelas Matan la Creatividad” es una de las más populares en la plataforma en ella habla de nuestro “elemento” un concepto que también desarrolla en un libro con el mismo nombre.

En este describe la importancia de encontrar este elemento por diferentes motivos, entre ellos el de permitir conseguir nuestro bienestar y éxito a largo plazo, ayudarnos a adquirir el potencial para poder alcanzar grandes metas y darnos la oportunidad de emplear nuestras capacidades naturales, así como identificarlas.

En definitiva, gracias a tu Elemento puedes disfrutar de una vida plena y llena de propósito en la que operas desde esa fuerte base sobre la que las cosas llegan sin esfuerzo.

Cómo Descubrir Cuál es Nuestro Elemento

Ahora bien, no todos tenemos la capacidad de detectar nuestro Elemento, y es que el paradigma educativo del que venimos, en la mayoría de los casos, bloquea nuestra creatividad y talentos que sacrificamos por aquello que creemos es más seguro.

De este modo, muchas veces tomamos ciertas decisiones centradas en nuestros miedos, en la realidad laboral y las estadísticas de desempleo, más que en esa llamada y talento natural.

Cambiar este paradigma y dejar de dar cosas por supuestas, autodefiniciones de uno mismo es la forma de empezar.

El Elemento, del que nos habla Ken Robinson es el punto de encuentro nuestras aptitudes personales y profesionales, qué es lo que se te da bien y te resulta fácil, además de la vocación

Actitud de predisposición de querer encontrar nuestro Elemento y la oportunidad. Estas aptitudes las podemos identificar cuando las podemos ejercer y practicar.

Una vez que descubres cuál es tu elemento tienes la sensación de estar haciendo lo que tienes que hacer y todo resulta muy fácil. Un sentido de fluidez en el que las cosas ocurren sin esfuerzo.

Ken Robinson comenta que no hay una sola forma o método para encontrar este elemento, si bien empezar por tener la actitud para el cambio es siempre el punto de partida.

A través de diferentes ejercicios y preguntas los coach especializados en talento y creatividad pueden ayudarnos a encontrar nuestro Elemento.

Una de las formas de comprobar que estás en tu Elemento es el sentido de “flujo” de que todo resulta sencillo y natural para ti cuando hacer la misma tarea a otra persona le puede resultar imposible, pero para ti, ese es tu “Elemento”, algo que se te da bien de forma natural y que además te encanta hacer.

Muchos de estos coach trabajan haciendo de su propia casa el lugar de trabajo, o bien eligen asesoramiento de especialistas como AREA para encontrar una oficina adecuada en la que desarrollar sus sesiones u ofrecer sus conferencias.

Elegir un espacio de trabajo que sea cercano y reconfortante es muy importante para este tipo de profesionales que saben cómo elaborar los ejercicios y técnicas necesarias para dar ese empujoncito que te ayudará a encontrar tu “Elemento”.

Cómo el Coaching te Puede Ayudar a Encontrar tu Propósito