29 mayo, 2018

Dejad los pensamientos recurrentes atrás y caminad hacia el futuro

Un pensamiento budista dice que “el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional” por lo que partiendo de esta premisa debemos pensar que el sufrimiento puede ser una opción que inconscientemente hemos elegido al darle o atribuirle demasiada importancia a un hecho o pensamiento que igual no la tiene o no se lo merece. Si este sufrimiento es puntual o dura un tiempo considerado prudencial, si logramos colocarlo o mantenerlo fuera de nuestra mente irá perdiendo fuerza poco a poco hasta llegar a desaparecer, ahora bien si este pensamiento está todo el día con nosotros, le damos vueltas sin parar, volvemos siempre a lo mismo, a comenzar de nuevo, estamos atrapados en él, se repite una y otra vez como un bucle, da lo mismo que el hecho tenga o no tenga que ver con el tema, se vuelve recurrente y la persona no es capaz de controlarlo, es lo que se denomina en psicología pensamientos recurrentes o rumiantes, uno de los síntomas característicos de un estado de ansiedad o depresión y que puede llegar a hacer mucho daño a nuestra salud psíquica.

¿Cómo podemos tratarlo?

La hipnosis clínica reparadora junto con la terapia regresiva, incluyen entre otras cosas recursos terapéuticos para solucionar problemas de ansiedad, estrés, ataques de pánico, aprendizaje para enfrentar las fobias, las enfermedades psicosomáticas como miedo, angustia, reprogramación de la conducta, etc. que se pueden realizar en la clínica Óscar Díaz de Alicante, un centro de rehabilitación especializado en el tratamiento de las patologías a través de una medicina holística, reconocida a nivel internacional y considerada formación académica reglada, con el objetivo de proporcionar una mejor calidad de vida a los pacientes a través de un estado de salud óptimo y un bienestar diario de toda la familia, ofreciendo los servicios de osteopatía, quiropraxia, masaje terapéutico, naturopatía, homeopatía, recuperación deportiva, tratamientos especiales, estudios completos de salud…, por lo que gracias a este amplio abanico de tratamientos el equipo de profesionales que compone la clínica Óscar Díaz puede tratar cualquier patología de forma complementaria con la máxima garantía y profesionalidad, consiguiendo una recuperación efectiva y de calidad, desmarcándose así de la competencia. El personal de la clínica cuenta con una amplia experiencia y reconocimiento, entre ellos la Excelencia Médica 2016-2017 otorgada por TopDoctors, de igual manera es de valor su aportación al conocimiento de los demás a través de diferentes artículos publicados.

¿Cómo podemos eliminar estos pensamientos?

–       Dejar de repetir constantemente mantras del tipo “nada me sale bien”, “soy un verdadero desastre”, “todos los hombres y mujeres son iguales”, “soy un tonto”, “no valgo para nada” puesto que esto nos aleja de forma inconsciente de la felicidad y nos da pie para continuar alimentando la negatividad.

–       Pararnos a pensar ¿realmente todo me sale mal?, ¿de verdad creo que soy tonto? Por supuesto que no, que nos salga algo mal no quiere decir que hagamos todo al revés.

–       Buscar un paisaje, una situación, un lugar, una canción, una persona, un sentimiento positivo que nos haga feliz o nos recuerde un momento satisfactorio, feliz o agradable, y al que poder aferrarnos cuando nos invadan esos pensamientos negativos y al que podamos recurrir para apartarlos y alejarlos con el fin de alejar la negatividad.

–       Pensar que son únicamente pensamientos, no soy yo, no hay nada más.

–       Pasear y realizar ejercicio físico. Salir a caminar, el contacto con la naturaleza, el aire libre, practicar algún tipo de ejercicio físico está demostrado que poco a poco mejora nuestro estado de ánimo y nos ayuda a mejorar nuestra actitud positiva ante la vida.

–       Realizar una lista de las cosas buenas que nos han acontecido durante el día. Nos daremos cuenta de que muchos de los pequeños detalles que nos hacen felices pasan casi totalmente desapercibidos. Debemos aprender a verlos, apreciarlos y valorarlos.

–       Debemos aprender a querernos a nosotros mismos, nadie es perfecto, toda persona tiene sus propias limitaciones, por ello debemos aprender cuales son las nuestras y actuar de acuerdo con ellas, esto elevará nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos.

Síntomas más comunes asociados a esta patología

Normalmente existen una serie de síntomas que son comunes a este tipo de pensamientos y son los que a continuación os detallamos:

–       Falta de atención, concentración, memoria.

–       Taquicardia, palpitaciones, sudoración, temblores, pensamiento de que se va a sufrir un infarto.

–       Opresión en el pecho, falta de aire, nerviosismo.

–       Insomnio o pesadillas.

Dejad los pensamientos recurrentes atrás y caminad hacia el futuro