20 febrero, 2015

Diferencia entre perfumes y colonias

perfume o colonia
¿Te has parado alguna vez a pensar qué diferencias hay entre un perfume y una colonia? Y es que, uno de los errores más frecuentes que se utilizan en cosmética es confundir los dos términos. Muy a menudo escuchamos me he comprado la última colonia de Cristian Dior, por ejemplo, y en la mayoría de ocasiones hablamos de perfume. Vamos a ver si puedo aclararte este concepto, gracias a las clases que me ha dado un amigo que trabaja en una empresa de perfumes a granel y hemos hablado del tema.

En primer lugar hay que aclarar definiciones. Los perfumes son una combinación de aceites esenciales, bien naturales o bien sintéticos, agua y alcohol de alto grado. Dependiendo del nivel de concentración de aceites el aroma perdurará más o menos. Por ejemplo, los fabricantes de perfumes a granel siguen estas directrices. Con lo que hay que tener mucho cuidado es con las falsificaciones, que cada vez son más.

Y es en ese nivel de concentración donde están las diferencias de conceptos.

  • Así, el agua de colonia tiene un nivel alcohólico y una concentración de aceites esenciales bajo (entre un 2 y 4 %).
  • El agua/eau de Toilette es muy fresca y puedes echarte mucho sin pasarte o miedo a apestar a tu pareja. Sin embargo, su concentración alcohólica es más elevada, oscilando de un 5 a un 12% por lo que tiene más carácter y persistencia.
  • El agua de Perfume o eau de Parfum tiene una intensidad media y tiene un grado de concentración del 12 al 18%
  • Por último, el perfume posee una concentración del 18% y con unas gotas es más que suficiente.

En algunos casos se trata del mismo perfume con algo más de concentración y en otros se trata de una versión más intensa en la que varían algunas de las notas del perfume original. Suele venderse en frascos de 30 ml y con un precio bastante más elevado.

Por lo tanto, si quieres oler mucho compra agua de perfume. Ahora es fácil de adquirir y a buen precio en muchas tiendas on line de venta de perfumes a granel. Como os comento mi amigo me recomienda siempre las mejores.

Aunque pueda parecer lógico que siempre es mejor un perfume, dependiendo de la época del año o la ocasión en que queramos utilizarlo puede que nos convenga más decantarnos por un agua de colonia. Por ejemplo en verano, cuando salimos mucho, nos metemos en el agua, en la piscina, en la playa, tampoco es cuestión de ir oliendo mucho a perfume. ¿No crees?

También te recomiendo que si vas a ir a comprar una colonia o perfume, tengas en cuenta algunos aspectos como por ejemplo:

  • No llevar perfume
  • Solo seremos capaces de distinguir seis perfumes en la misma sesión.
  • a la hora de probarlo es mejor hacerlo con las versiones más ligeras o aguas de colonia
  • Haz buen uso de las tiras de papel o cartoncitos
  • Nunca frotes la zona en la que la has aplicado
  • Bastará con dos o tres gotas sobre la cara interna de la muñeca.
  • La siguiente fragancia la apliques lo más alejada posible de la primera
  • No te compres un perfume solo porque te gusta cómo huele en una amiga

Estos son mis consejos, no los dejes en saco roto, porque vienen de la mano de todo un experto como es mi amigo. Así que la próxima vez que tengas pensando comprarte algo para oler bien, ya sabes qué hacer y qué no hacer.

Deja un comentario