31 agosto, 2017

La salud dental, un barómetro para el resto del cuerpo

Nunca se valora gozar de salud hasta que se deja de tenerla. Esa es la conclusión que podemos sacar acerca de nuestra salud bucodental. La boca es ese órgano que todavía bastantes personas olvidan proteger cuando todo funciona bien y no hay que padecer dolores. Ahora bien, cuando las muelas o los dientes comienzan a ocasionar problemas, el dolor ocasionado en la boca puede arruinarnos varios días (e incluso semanas).

No hay que menospreciar este asunto. Según Carme Ros, especialista en odontología bioenergética, los dientes tienen una conexión especial con el resto del cuerpo que posibilita una vía para que, si se padecen dolores en alguno de ellos, algún otro órgano del cuerpo sufra también dolores puntuales. De la incomodidad que representa un dolor bucal ya teníamos constancia, pero con esta información la importancia de cuidar los dientes adquiera una dimensión todavía más grande.

Por suerte, una cantidad cada vez mayor de gente comienza a preocuparse por su salud bucodental. Cierto es que ésta está vilipendiada por otros. Para ellos, tendrá poco sentido leer estas líneas. Sin embargo, para los que realmente se preocupan se esconde aquí la alternativa definitiva a todos los males relacionados con los dolores de muelas o dientes: hablamos de Clínica Dental Carrilet 100.

La prótesis dental, la ortodoncia y los implantes son las principales especialidades de sus profesionales. Y 20 años, su experiencia. La clínica cuenta además con los medios tecnológicos más avanzados para facilitar el trabajo y lograr que los pacientes consigan esa sonrisa que nadie puede permitirse perder bajo ningún concepto.

La publicación Salud bucodental en España, elaborada por la Federación Dental Española, aclara que en nuestro país los principales problemas bucodentales que manifiesta tener la población son la sensibilidad dental (19% de los casos), la caries sin tratar (15%) y la gingivitis (15%). En total, y a pesar de que el número de personas que manifiesta tener una perfecta salud bucodental subió en 2015 un 5% respecto al año 2010, lo cierto es que el número de dolencias por persona ha crecido de un 1’05 a 1’18 en el mismo periodo de tiempo. Un mal que es necesario erradicar a toda costa.

El caso de Hugo

Que los problemas con la boca sean también cada vez más comunes entre los más pequeños no ayuda en absoluto. Desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte debería hacerse todavía más hincapié en la protección de la salud bucodental. Las campañas han de ser más duraderas, serias y eficientes. Solo así se podrá revertir una situación que amenaza con condicionar la vida de muchas personas.

Hugo, un chaval de apenas 16 años y que vive en Hospitalet de Llobregat, ya sabe lo que es pasarlo mal a causa de sus dientes. Desoyendo los consejos de sus padres, amigos y familiares, había descuidado su boca durante buena parte de su infancia y adolescencia. Con 15 años se encontró con el problema: dientes con caries y varias muelas agujereadas. Aquello le dio problemas a nivel escolar puesto que rara vez podía concentrarse y aprovechar el tiempo para estudiar. Realizar ejercicio físico era, a su vez, otra utopía.

Podría decirse que Hugo tuvo suerte. En su ciudad natal se sitúa Clínica Dental Carrilet 100, esa clínica de la que antes se hablaba. Acudir a consulta con los odontólogos de aquella entidad supuso un antes y un después. En apenas unos dos meses, Hugo era otro. Le habían empastado algunas muelas y habían realizado ortodoncias. El resultado era que su boca se encontraba en las condiciones idóneas que se presumen para un chaval de su edad. Pudo volver a mostrar la atención que los estudios merecen y a realizar ejercicios físicos sin la menor dificultad, sin que los dolores en la boca se lo impidiesen.

Por necesidad o por simple estética. Cualquier ‘excusa’ es buena para mantener la boca a salvo de cualquier situación que torpedee nuestra felicidad. La salud dental condiciona la física y tenerla bien cuidada será hacer de nuestro cuerpo un ente más sano.

La salud dental, un barómetro para el resto del cuerpo