23 Julio, 2017

Prefabricados de hormigón: rapidez y eficiencia en la contrucción

Una de las cosas que me llaman la atención de las ciudades son los edificios en construcción. Cada vez se utilizan mejores tecnologías en la construcción, y se busca la eficiencia energética y el respeto por el medio ambiente. Como podéis observar, cuando me jubile seré de aquellos viejos que miran a las obras para pasar el rato.

Pues bien, uno de los materiales de construcción más utilizado, el hormigón, se ha mejorado para conseguir fabricar paneles prefabricados de hormigón. Estos paneles prefabricados son pantallas o estructuras de contención empleados en ingeniería civil. Estos paneles están constituidos por planchas de hormigón prefabricados que generalmente son rectangulares, pero se pueden adaptar según las diferentes necesidades.

Dado que es un material muy vanguardista, hoy os traemos las diez ventajas principales de los prefabricados de hormigón. Aunque si tienes curiosidad por ver como se fabrican estos paneles, la empresa Eiros, especializada en la fabricación y distribución de elementos prefabricados de hormigón para edificación, obra pública y urbanismo, dispone de un video mostrando su fabricación.

Ventajas de los paneles prefabricados

Para empezar, diremos que los paneles de hormigón prefabricados permiten realizar construcciones industrializadas, ya que son productos que se fabrican en plantas industriales que ofrecen garantías de calidad y de funcionalidad. Como veremos, el hormigón no es diferente al utilizado para usos de construcción.

Los paneles prefabricados se realizan en muy poco tiempo, ya que se utilizan plantillas diseñadas específicamente para las obras donde se van a montar. Y el montaje se realiza directamente en la obra, por lo que no existe construcción tradicional. Esto permite reducir gastos, en concreto permite reducir mano de obra y tareas auxiliares.

Como comentábamos, la resistencia de los prefabricados de hormigón está garantizada, ya que existen estrictos controles de seguridad en su construcción. Y desde que se sale de la planta hasta que se construye, y durante la vida del producto, la seguridad no varía, por eso es una solución cada vez más demandada.

Los prefabricados de hormigón tienen máxima resistencia estructural contra el fuego y las intemperies. Además, conservan todas sus características de resistencia en situaciones adversas. Esta ventaja es muy interesante para elegir los prefabricados para la construcción de naves industriales. Su durabilidad también es destacable, ya que los controles de seguridad permiten que los acabados no tengan fallos, que si que pueden aparecer con otros métodos de construcción.

Una de las características más desconocidas es su mayor capacidad como aislante respecto a otros materiales de construcción. Estos paneles mejoran el aislamiento acústico, además genera una optimización energética mediante la masa térmica. Por lo que también este material no dejar escapar la temperatura.

También es un material sostenible, ya que los medios de producción están libres de impactos en el medio ambiente gracias a la optimización de los controles de fabricación. Como vemos este material ayuda al medio ambiente considerablemente, pues es un material que permite reducir las emisiones derivadas de la utilización de aires acondicionados y calefacciones.

Por último, este material tiene una relación calidad-precio muy destacable, porque se consigue una reducción de tareas en todo el proceso de fabricación de los paneles, y de construcción de los edificios. Esto genera un ahorro respecto a otros sistemas de fabricación y empaquetado de los sacos de hormigón.

En conclusión, los paneles prefabricados de construcción son una opción muy válida para la construcción de edificios, e irá cogiendo protagonismo en construcciones comunes en un futuro no muy lejano.

Prefabricados de hormigón: rapidez y eficiencia en la contrucción