27 julio, 2017

Kindergarden estivales para padres sin vacaciones

Para muchos padres el verano es una época loca debido en gran parte a la cantidad de vacaciones que tienen los hijos. Para la mayoría, buscar a alguien que cuide a los niños en las horas en las que se trabaja es una tarea complicada y aunque los abuelos o los tíos ayudan mucho, no siempre se puede depender de ellos. La manera en la que ocupamos el verano de nuestros hijos es importante, sobre todo a ciertas edades. Es mucho más fácil encontrar una actividad que le guste a un niño de unos siete años en adelante, que para un niño por debajo de esa edad. Y eso se debe a que durante los primeros años de vida el niño está centrado en entender la vida, y no le ha llegado el momento de decidir que le gusta o lo que no.

Por eso, muchos padres cuando llega el verano deciden apuntar a una escuela o academia a los niños. De esta manera dejan el niño ocupado mientras aprenden un idioma, un deporte o se divierten de campamento. Sería raro encontrar a un adulto que durante sus primeros años de vida no haya tenido ninguna actividad extraescolar en verano.

El problema está para los niños entre cero y tres años, ya que a estas edades todavía existe una dependencia, y no es tan fácil encontrar lugares que acepten niños de estas edades. Además, he de reconocer que dejar a tu hijo al cuidado de otra persona, y más aún en estas etapas tan tempranas, genera mucha desconfianza.

Pero lo cierto es que los centros de educación infantil o guarderías tienen muchos beneficios para los niños. Existen muchas opiniones a favor y en contra, y también hay muchas opiniones diferentes, pero hoy os traemos los beneficios que obtendrá nuestro hijo si decidimos llevarlo a una guardería.

Los beneficios de llevar a nuestros hijos a la guardería

En primer lugar, hay un beneficio directo relacionado con la socialización. Juntar a varios niños en un lugar en el que reciben estímulos educativos en los que intervienen varios niños, les enseñará que en el mundo no están solos. Valores como compartir, perdonar o aceptar serán aprendidos por los niños, al mismo tiende que aprende qué es la amistad y como se tiene que cuidar.

Los niños tendrán sus primeras riñas y conflictos, normalmente porque sacan sus sentimientos a la luz. Estos conflictos serán el origen para que aprendan a reparar las situaciones que crean. Lo que también favorece a eliminar la idea de que están solos en el mundo, y que toda la atención debe recaer sobre ellos.

Un aspecto muy importante es que aprenderán muchos conocimientos y lecciones aplicados por profesionales. Esto les ayudará a desarrollar su desarrollo físico, cognitivo emocional, y verás cómo desarrolla habilidades como el diálogo, la comprensión o la empatía. El desarrollo de estas habilidades a una edad tan temprana es muy importante.

Si te preguntas qué características tienen que tener las guarderías, debes buscar que esté cerca de tu casa o lugar de trabajo. Y también deberás comprobar que hay un calendario de actividades en la que se complementan los juegos con las lecciones. Además es un plus si existen servicios complementarios como piscina, comedor o transporte.

Kid’s Garden Santiago es un centro de educación infantil para niños y niñas de 0 a 3 años, cuyo objetivo primordial es colaborar y ayudar a los padres en la educación integral de sus hijos. En este centro educan mediante un completo programa educativo eficaz en esos años tan decisivos para el futuro personal y escolar.

En conclusión, como hemos visto existen muchos elementos positivos para inclinarse a llevar a los hijos a las guarderías.

Kindergarden estivales para padres sin vacaciones