15 junio, 2017

Qué es una cámara infrarroja

Una cámara térmica o cámara infrarroja es un dispositivo que, a partir de las emisiones de infrarrojos medios del espectro electromagnético de los cuerpos detectados, forma imágenes luminosas visibles por el ojo humano. Es un objeto muy curioso, que la verdad es que no tenía ni idea de para que servía. Estas cámaras operan, más concretamente, con longitudes de onda en la zona del infrarrojo térmico, que se considera entre 3 µm y 14 µm. Seguro que lo has visto en muchas películas, pero ahora te voy a contar cómo funciona y sus aplicaciones.

Cómo funcionan

Todos los cuerpos emiten cierta cantidad de radiación de cuerpo negro (en forma infrarroja) en función de su temperatura. Generalmente, los objetos con mayor temperatura emiten más radiación infrarroja que los que poseen menor temperatura.

Las imágenes visualizan en una pantalla, y tienden a ser monocromáticas, porque se utiliza un sólo tipo de sensor que percibe una particular longitud de onda infrarroja. Muestran las áreas más calientes de un cuerpo en blanco y las menos en negro, y con matices grises los grados de temperatura intermedios entre los límites térmicos.

Sin embargo, existen otras cámaras infrarrojas que se usan exclusivamente para medir temperaturas y procesan las imágenes para que se muestren coloreadas, porque son más fáciles de interpretar con la vista. Pero esos colores no corresponden a la radiación infrarroja percibida, sino que la cámara los asigna arbitrariamente, de acuerdo al rango de intensidad de particular longitud de onda infrarroja, por eso se llaman falsos colores o pseudocolores.

Dónde se usa

Originalmente fueron desarrolladas para uso militar en la guerra de Corea. Las cámaras fueron migrando de forma paulatina a otros campos tales como medicina o arqueología. Más recientemente, avances ópticos y el empleo de sofisticados interfaces de software han mejorado la versatilidad de este tipo de cámaras, por ejemplo, puede conocerse la temperatura corporal al instante, la cámara puede verificar si la temperatura es superior a la normal y se dispara una alarma sonora para que se identifique a la persona.

Las aplicaciones incluyen por ejemplo para militares y policiales para detección de objetivos y adquisición de datos;  seguridad y antiterrorismo ahora que está tan de moda para controlar entradas y salidas a los conciertos; detección o análisis de incendios,  industria automotriz,  inspección de suelos, auditoría de aislantes acústicos,  inspección de muros y  medicina y diagnosis.

También me llamó la atención que la  Protección Civil de Galicia utilizó en una ocasión una cámara térmica para rescatar una camada de seis gatitos de entre un zarzal. Había más animales entre la frondosa vegetación y tocó utilizar una cámara térmica para intentar encontrar a las asustadas crías en una zona que estaba prácticamente inabordable, por lo que era imprescindible para detectar puntos de calor. Hasta cinco gatitos rescataron, tres machos y dos hembras. Si estás interesado en comprar una, echa un vistazo a la web de Ibertronix, porque seguro que vas a encontrar algo que te interesa.

Como se puede ver, las utilidades del instrumento son variadas. Sólo hemos mencionado algunas de las que hasta ahora se están utilizando. En un futuro seguro que habrá muchas más que aparecerán a medida que se vaya extendiendo su uso. Ahora ya sabes más sobre estas máquinas que parecen de ciencia ficción pero que están muy presentes en la sociedad.

Qué es una cámara infrarroja