shutterstock_780769552(FILEminimizer)

¿Por qué es importante acudir al ginecólogo?

La ginecología se ocupa de los trastornos hormonales, problemas de menstruación y fertilidad, embarazo y parto, infecciones de transmisión sexual (ITS), etc. Las revisiones deberían ser anuales o cada dos años, porque si no se acude al ginecólogo de manera regular se corre el riesgo de no diagnosticar precozmente enfermedades que pueden ser curables. Los expertos médicosde las Clínicas Vitalfisio nos han explicado que  «el ámbito de la ginecología acompaña a la mujer a lo largo de toda su vida, para garantizar el buen funcionamiento de sus órganos reproductivos». A partir de los 18 años debería realizarse una revisión ginecológica, pero esta revisión se adelantará si se han tenido relaciones sexuales o si hay problemas de reglas dolorosas.

«Si la mujer presenta síntomas como amenorrea, ya sea primaria o secundaria, cambios en el patrón de sangrado, metrorragias, dolor o escozor, leucorrea o cualquier alteración, en este caso debe acudir al ginecólogo para diagnosticar posibles causas y poner el tratamiento más adecuado», explica la Dra. Marta Suárez, especialista en Ginecología, según comenta en el periódico ABC.

También es necesario acudir al ginecólogo por los siguientes motivos:

-Incontinencia urinaria.

-Problemas con los tejidos que sostienen los órganos pélvicos.

-Problemas relacionados con el embarazo.

-Endometriosis.

-Problemas relacionados con la menstruación.

-Síndrome de Ovario poliquistico.

-Disfunción sexual.

Además, el ginecólogo puede ayudarte a encontrar el mejor método anticonceptivo para ti. También puedes preguntarle cualquier duda acerca de la fertilidad. Es fundamental que conozca cuánto dura tu período o si las menstruaciones son muy dolorosas o de sangrado muy abundante. “Si una menstruación es muy abundante podría dar lugar a una anemia, por tanto es otro punto importante que ha de abordarse dentro del resto de preguntas generales”, añade la doctora.

Si tienes sequedad vaginal o molestias en las relaciones sexuales, debes acudir inmediatamente al ginecólogo, porque puede explicarte los lubricantes que debes utilizar en el momento de las relaciones para evitar el dolor.

Recomendaciones para mejorar las relaciones sexuales

No te pierdas las siguientes recomendaciones para mejorar las relaciones sexuales:

Practicar deporte

El deporte puede mejorar las relaciones sexuales, ya que puede aportar una dosis extra de energía y aumentar la libido. Los ginecólogos explican que la natación y el pilates son idóneos para mejorar la salud sexual.

Evitar el estrés

El estrés reduce el apetito sexual, porque la ansiedad perjudica el nivel de testosterona en sangre. Para evitar el estrés opta por la meditación o la relajación muscular.

Mantener una dieta rica en nutrientes

Es muy importante una alimentación saludable, es decir, rica en nutrientes y vitaminas.

Usar métodos anticonceptivos

Es muy importante el uso de los métodos anticonceptivos para la prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y de embarazos no deseados.

Conocer tu cuerpo

Para sentir placer es fundamental conocer tu cuerpo y aprender a quererlo.

Acudir de forma periódica al ginecólogo

Es muy importante visitar el ginecólogo para prevenir el cáncer de mama y de cuello de útero o próstata.

¿Cuáles son los beneficios del sexo?

Los principales beneficios para la salud de practicar sexo son los siguientes:

Ayuda a dormir mejor

El acto sexual relaja porque un
orgasmo produce en los hombres efectos equivalentes a tomar entre tres o dos miligramos de diazepam (Valium).

Protege las neuronas

A partir de los 35 años perdemos unas 7.000 neuronas al día, pero el sexo puede frenar la perdida progresiva de células del sistema nervioso, porque las relaciones sexuales libera hormonas, como la testosterona que ayudan a mejorar la concentración y el tiempo de reacción ante los estímulos.

“Hay evidencias de que la gente mayor que es sexualmente activa tiene menos probabilidades de desarrollar demencia, algo que puede ocurrir por múltiples motivos”, explica el doctor Arun Ghosh, médico especialista en salud sexual del Spire Liverpoll Hospital.

Protege de problemas cardíacos

Muchos estudios científicos han comprobado que hacer el amor tres veces por semana puede reducir a la mitad el riesgo de sufrir un infarto o un ictus.

Además, las mujeres que tienen dos orgasmos a la semana tienen un 30% menos de probabilidades de tener problemas cardiovasculares, respecto a aquellas que no practican sexo o no logran alcanzar el orgasmo.

Es un analgésico natural

El orgasmo funciona como un analgésico natural, ya que puede llevar a elevar tanto el umbral del dolor como tres veces la dosis de morfina.

Evita la depresión

La práctica sexual ayuda a tratar la depresión y el estrés, ya que libera la serotonina, la hormona de la felicidad.

Nos hace felices

El sexo aumenta la producción de dopamina, la hormona relacionada con el placer. “Hay una conocida región del cerebro que está involucrada en la sensación de felicidad”, explica el doctor Paul Thompson, profesor de neurología de la Universidad de California.

“Se llama el sistema límbico, que está en las profundidades del cerebro, y es más activo cuando recibimos alguna recompensa. El mismo sistema se activa con el sexo, las drogas o el juego, básicamente con cualquier cosa que nos haga disfrutar”, añade el especialista.

También le puede interesar

¿Qué es la serigrafía?

La serigrafía es una técnica de impresión antigua que ha existido desde hace muchos siglos, pero sin duda, ha evolucionado a pasos agigantados a lo largo del tiempo hasta convertirse en una forma popular de crear impresiones de alta calidad en una gran variedad de superficies.

Últimas noticias

El primer día de clase

Todos recordamos nuestro primer día de colegio. La mayoría de nosotros lloró un mar. Aunque después de unos días ya nos acostumbramos. Sin embargo, hay

SUBCRIBETE

Síguenos

Galeria

Scroll al inicio