30 agosto, 2016

Desarrollo y etapas del marketing

El marketing tal como lo conocemos en la actualidad, comenzó en la década de los años 70 con el nacimiento de la denominada “orientación al marketing”.

Durante la primera etapa del capitalismo, la empresa y las organizaciones comerciales tenían una clara orientación a la producción. La empresa se preocupaba únicamente de asuntos relativos a la producción, la fabricación, y la eficacia.

A mediados de la década de 1950, emergió una segunda etapa, llamada  la etapa de la orientación a las ventas. La primera preocupación de la empresa en estos años se convirtió en vender lo que producía.

A principios de la década de 1970, emergió una tercera etapa, la de orientación al marketing. En los años 70 fue cuando las empresas finalmente se dieron cuenta de que los deseos y necesidades del consumidor conducían todo el proceso. La investigación de mercados llegó entonces a ser importante y es lo más parecido a como lo conocemos en la actualidad. Los negocios se dieron cuenta que era inútil invertir un gran esfuerzo, tiempo y dinero en la producción y venta de productos que la gente realmente no deseaba.

Algunos especialistas dicen que ahora estamos al borde de una cuarta etapa, la llamada de orientación al marketing personal. Los analistas y especialistas creen que hoy en día existe la tecnología disponible para comercializar productos sobre una base individual.

Etapas del marketing

FASE 1: ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN : Es la primera de las fases del marketing. El principal objetivo de esta fase es descubrir cuál es la situación actual, por qué se ha llegado a la misma, cuál debería ser la posición adecuada, qué elementos entran en juego, cuál es nuestro potencial de crecimiento… Es una etapa en la que prima conocer de forma objetiva cuál es la verdadera situación de la empresa para poder decidir o tomar medidas correctoras.

FASE 2: DIAGNÓSTICO: Una vez tenemos todos los datos necesarios para poder decidir cuál es la situación actual, es cuando elaboramos un diagnóstico de situación. Conocer cuál es nuestra posición estratégica, cuáles son nuestras fortalezas o debilidades, así como oportunidades o amenazas, nos llevará a conocer de manera objetiva cual es nuestra posición real de mercado.

FASE 3: DECISIONES ESTRATÉGICAS: Tenemos clara cuál es nuestra posición, tenemos claro qué es lo que sucede, tenemos claro qué es lo que no sucede y ahora toca decidir qué es lo que queremos que suceda. ¿Queremos más clientes, más ventas, más beneficios, más ganancias por venta, más productos por familia, más familias de productos, nuevos productos, nuevos mercados, nuevos clientes, clientes más fieles? Con los datos en la mano podemos decidir qué buscamos y de esta manera implantar las acciones necesarias para conseguirlo.

FASE 4: DECISIONES OPERATIVAS: Una vez entendemos qué es lo que tenemos que hacer tan solo hay una forma para conseguirlo, empezar. Lo ideal es hacer un listado de todas las cosas que hay que hacer, priorizarlas por orden de importancia y comenzar.

FASE 5: CONTROL: Tener claros los plazos y cumplirlos es algo que no podemos dejar abierto. Tal y como dice la Ley de Parkinson, una tarea nos llevará tanto tiempo como dispongamos para terminarla. Es decir, el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se finalice. Por ello debemos mantener el máximo control posible sobre qué queremos conseguir y para cuándo. Además, a través de este control se pretende detectar los posibles fallos y desviaciones a tenor de las consecuencias que estos vayan generando para poder aplicar soluciones y medidas correctoras con la máxima inmediatez.

Las empresas cada vez utilizan más y mejor el marketing. Una de ellas es el Grupo Reprepol, una empresa mayorista líder en el sector de la moda infantil. En ella ponen su amplia experiencia como mayoristas de ropa de niños al servicio de sus clientes para poder ayudarles a montar su propia tienda de ropa infantil. Como mayoristas especializados, apuestan por la calidad de marca y producto, poniendo a la disposición de sus clientes una amplia selección de moda infantil y complementos para niños de 0 a 14 años: ropa infantil, calzado, accesorios, peluches, etcétera.

Desarrollo y etapas del marketing