24 octubre, 2019

A qué edad es recomendable empezar a estudiar un segundo idioma

Según los expertos, estudiar inglés a edades tempranas tiene enormes beneficios y la mejor edad está entre los 3 y los 6 años, o incluso un poco antes. El inglés es uno de los idiomas más hablados del mundo y su dominio, puede ser de gran utilidad a la hora de encontrar un trabajo, tanto en España como en el extranjero, para viajar, o para entrar en una buena universidad.

Por otro lado, el conocimiento de este idioma, o de cualquier otro idioma extranjero, desde la infancia, reporta enormes beneficios en los niños y niñas, ya que, a esa edad, el cerebro es más maleable y asimila mejor la información. Está demostrado que los bebés son capaces de identificar sonidos más fácilmente que los adultos. Por lo tanto, si los peques aprenden un idioma desde pequeños, serán capaces de reconocer los sonidos y fonemas con mayor facilidad, de interiorizarlos y reconocerlos para, después, aprender a escribir en ese idioma, y al mismo tiempo, favorece su correcto desarrollo personal.

Aprender inglés cantando

A todos los niños y las niñas les encanta cantar y bailar, la música en general, y cualquier momento es bueno para animarse a hacerlo. Entonces, ¿por qué no aprender inglés cantando? De esta forma, al mismo tiempo que aprenden se divierten. Es por esto que la empresa de animación infantil El Unicornio, cuentan con un equipo de música para realizar bailes y juegos en inglés, lo cual aporta un valor didáctico extra a sus animaciones. Porque los peques, siempre aprenden algo. También tienen pintacaras y globoflexia, gymkana, patinaje, castillo hinchable, cuenta cuentos, así como talleres de reciclaje y de tatuajes. Si quieres que tu hijo o hija, aprendan a la vez que se lo pasan pipa, celebra sus cumpleaños con El Unicornio. Les encantará, y no se darán ni cuenta de todo lo que están aprendiendo.

De lo que se trata es de aprender de manera natural a través del juego y la diversión, y principalmente mediante en la música, los bailes y las canciones, una herramienta tan eficaz como entretenida. Pero es necesario, para que aprendan, que las canciones contengan frases cortas y repetitivas. No hay mejor forma de aprender que repitiendo constantemente un estribillo.

Y es que aprender inglés con canciones tiene multitud de beneficios, porque a los peques les gusta y les motiva, y al mimo tiempo, aprenden vocabulario y gramática y mejoran la pronunciación.

Cantar en inglés es una actividad que les encanta a los niños, por lo que siempre estarán dispuestos a aprender, y a la vez, hace que interioricen la pronunciación del inglés, a fuerza de repetir. Además, las canciones permiten entender el lenguaje coloquial, que es más útil para que las conversaciones resulten más naturales. Favorece la interiorización del idioma, ya que, a través de la repetición, la música y la letra se grava en el cerebro de los más peques y cuando menos se lo esperen, ya están cantando. Por otro lado, mejora el estado de ánimo y el bienestar, tanto mental como físico.

La música es una actividad muy divertida y que exige poco de los niños y niñas. No es como estar sentaditos en sus pupitres atendiendo las explicaciones del profe todo el tiempo. Aprender inglés cantando es algo que se lleva muy bien y a los peques le resulta de lo más interesante. Además, el pequeño puede llevar la música con él o con ella, a todas partes,ya que la mayoría tiene una tablet o cualquier sistema que le permita reproducir música. De esta forma, puede escuchar sus canciones preferidas en inglés cuando más le apetezca, en todo momento y bailar y divertirse cantando.

A través de las canciones los niños y las niñas pueden conocer las costumbres, tradiciones y otros aspectos de la cultura inglesa. Pero para que aprendan, conviene que empiecen escuchando canciones cuya letra sea fácil de memorizar, música repetitiva, con frases cortas y con un ritmo no demasiado rápido. Es necesario elegir las canciones más adecuadas a cada edad, a fin de que los niños disfrutan y aprendan.

Ventajas de empezar a estudiar inglés a edad temprana

Empezar a estudiar inglés a edad temprana, reporta al pequeño importantes beneficios, a saber:

  1. El estudio del inglés desde pequeños permite a los peques mejorar su pronunciación, sus habilidades comunicativas, y aprender el idioma como si fuera su lengua materna.
  2. Mejora la capacidad de concentración, la creatividad y el desarrollo cognitivo, así como la capacidad para solucionar problemas y realizar más de una tarea al mismo tiempo.
  3. Fomenta una visión global e intercultural.
  4. Mejora de las relaciones interpersonales.
A qué edad es recomendable empezar a estudiar un segundo idioma