2148673662_11zon

Consejos para limpiar el piano

La música puede mejorar el estado de ánimo, aunque también sirve para relajarnos. Los expertos explican que la música en tratamientos contra el dolor agudo o crónico puede ayudar a reducir las molestias.

La educación musical mejora el cociente intelectual de los niños. Además, las actividades como aprender a tocar un instrumento, cantar o escuchar música mejora las habilidades de lecto-escritura.

Muchos niños deciden aprender piano porque este instrumento se puede utilizar en distintos estilos musicales, como el rock, la música clásica, el jazz y el blues.

La revista Guia Infantil informa que «los niños que tocan el piano se convierten en niños capaces de utilizar su creatividad en todos los ámbitos de la vida y conscientes de la utilidad del esfuerzo para lograr sus objetivos».

El inventor del piano es el italiano Bartolomeo Cristofori. La época de mayor apogeo de este instrumento fue el periodo de la segunda mitad del siglo XVIII hasta finales del siglo XIX.

A lo largo de la historia han existido distintos tipos de pianos, pero los más comunes son el piano de cola y el piano de pared.

Es un instrumento con materiales pesados y resistentes, ya que los pianos de cola pueden pesar más de 500 kilos.

Si tu hijo quiere aprender a tocar el piano apúntalo a clases particulares con una profesora que tenga experiencia. Para estudiar piano es recomendable tenerlo en casa, para que el pequeño pueda tocarlo.

Para conocer más detalles sobre este instrumento, la profesora de piano Kristina Kryzanovskaya ha tenido la deferencia de explicarnos que con este instrumento puede tocar hasta diez notas al mismo tiempo y los ritmos son diferentes en las dos manos.

Con este instrumento aprende valores como el esfuerzo, la tolerancia, el trabajo en equipo, la disciplina y el respeto. Cuando comienza a tocar el piano, mejora la capacidad de atención y concentración.

El piano favorece el desarrollo de las facultades sociales, auditivas, intelectuales y emocionales de los niños.

Los expertos explican que tocar el piano mejora el nivel intelectual, además el niño puede desarrollar ciertas destrezas en los cálculos matemáticos o en la comunicación verbal.

En las clases de piano puede conocer a otros niños con gustos similares y ampliar su círculo de amistades. Si el pequeño toca en una orquesta se dará cuenta lo importante que es el trabajo en equipo.

Antes de elegir un piano debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

-El nivel actual del niño.

-Las expectativas a medio y largo plazo.

-El espacio disponible en el hogar.

-El presupuesto que se desea invertir.

-Las características del instrumento.

-La calidad de los materiales.

Es importante saber limpiar este instrumento para garantizar su calidad tonal y prolongar su vida útil. Es aconsejable contar con los siguientes materiales:

-Paños suaves o bayetas de microfibra.

-Agua con jabón neutro.

-Productos específicos para los pianos con superficies lacadas.

Comienza eliminando el polvo con un paño suave y seco. Para limpiar el teclado, usa un cepillo de cerdas suaves o un paño ligeramente humedecido con agua.

Te aconsejamos que utilices paños de microfibra o paños suaves de algodón. Evita tejidos ásperos que puedan rayar la superficie.

Para limpiar entre las teclas, puedes usar un cepillo suave o plumero. Evita el exceso de líquido, ya que puede filtrarse y afectar las cuerdas.

Para limpiar el mueble del piano, puedes usar un paño suave ligeramente humedecido con agua y un poco de jabón neutro.

Después, seca la superficie con un paño seco. Pero si el instrumento tiene un acabado satinado, puedes utilizar un abrillantador para la superficie del mueble.

Utiliza un paño ligeramente humedecido con un detergente suave para limpiar las partes doradas del piano como las bisagras, los acabados y la tornillería.

No te pierdas las siguientes recomendaciones para un mejor cuidado del piano:

-Evita colocar objetos pesados encima del piano.

-Evita el uso del alcoholes o productos abrasivos que puedan dañar el acabado del mueble.

-Lávate las manos antes de tocar las teclas, sobre todo, si están sucias.

-Evita el uso de vapor para limpiar las teclas del piano, ya que la humedad puede provocar la oxidación de los componentes metálicos.

-Cierra la tapa del piano después de su uso para proteger las teclas.

-Los cambios de temperatura y humedad le afectan especialmente. Evita ubicarlo junto a radiadores o chimeneas, para prevenir daños por fluctuaciones de temperatura.

-El sol puede afectar de manera muy negativa al instrumento.

-Debes situarlo lejos de corrientes de aire.

Opta por espacios interiores con una humedad estable y controlada. La temperatura ideal para un piano está entorno a los 20ºC, y la humedad
debe mantenerse entorno del 40% al 60%.

Para mantener el piano protegido de la acumulación de polvo te recomendamos utilizar fundas o cubiertas protectoras.

También le puede interesar

¿Qué es la serigrafía?

La serigrafía es una técnica de impresión antigua que ha existido desde hace muchos siglos, pero sin duda, ha evolucionado a pasos agigantados a lo largo del tiempo hasta convertirse en una forma popular de crear impresiones de alta calidad en una gran variedad de superficies.

Últimas noticias

El primer día de clase

Todos recordamos nuestro primer día de colegio. La mayoría de nosotros lloró un mar. Aunque después de unos días ya nos acostumbramos. Sin embargo, hay

SUBCRIBETE

Síguenos

Galeria

Scroll al inicio