14 marzo, 2017

Consejos para tener unos dientes sanos

La vida de los adultos de hoy en día es bastante caótica. A pesar de los estereotipos, los españoles trabajamos bastante, y estamos sometidos a ciertas tareas que reducen considerablemente nuestro tiempo libre. Esto se incrementa si tienes que cuidar de tus hijos, ya que entonces tu tiempo libre desaparece.

Debido al ritmo elevado de vida, uno de los aspectos que a veces podemos descuidar es la salud dental. Y no me refiero a lavarse los dientes solamente, ya que nos lavamos los dientes por higiene. Sino que me refiero a los detalles que consiguen que nuestra boca esté sana, porque a pesar de lo que puedas pensar, no basta solo con el cepillado.

Dado que los dientes cumplen varias funciones importantes para el cuerpo conviene la pena cuidarlos. Y es que solo nos damos cuenta de que masticamos los alimentos, pero son importantes en el proceso digestivo, ya que influyen en la segregación de enzimas y lubricantes que facilitan la digestión. Una mala salud puede llevarnos a perder dientes, que resultan caros de poner, además de que el procedimiento puede ser doloroso si los nervios están afectados de alguna manera.

Además, en la boca se pueden presentar diferentes problemas de salud que pueden llegar a afectar en nuestro día a día. Enfermedades en las encías, como la gingivitis, o en la boca, como las caries, pueden generar trastornos graves que nos dificulten la masticación. Y una masticación dolorosa, o un dolor constante en la boca, son dolores muy incómodos que pueden afectar a la hora de hablar. O incluso pueden haber problemas estéticos si nuestros dientes están demasiado amarillos.

Consejos fundamentales

Para conseguir una boca sana hay ciertos consejos que pueden ayudarte a reducir los riesgos de tener problemas dentales. Estos consejos deben convertirse en algo más, en hábitos. Un hábito hará que nunca te olvidas de realizar las diferentes acciones de los consejos.

En primer lugar, empezaremos con los alimentos que ensucian nuestra boca, tales como el café, el té, el tabaco y el vino, entre otros. Hay alimentos que o bien por su composición, o porque contienen un alto índice de azúcar, hacen que nuestros dientes estén más amarillos. Por lo tanto, merece la pena evitar el consumo excesivo de estos alimentos o bebidas, ya que harán que nuestros dientas se vean feos. Para mitigar esta situación podemos hacer dos cosas: cepillarnos los dientes después de comer o beber alimentos y bebidas de color oscuro; y tomar alimentos y bebidas que ayudan a blanquear los dientes de manera natural, estos son la manzana, la zanahoria y el bicarbonato de sodio.

En segundo lugar, un gran olvidado de la limpieza bucal es el cepillo de dientes. Los odontólogos aconsejan que cada dos o tres meses tenemos que cambiar de cepillo de dientes para que las bacterias no se transfieran a la boca. También hay que elegir cepillos específicos para nuestra boca, ya que si tienes las encías sensibles no puedes utilizar un cepillo con cerdas gruesas. A la hora de limpiar los dientes no hay que olvidarnos de limpiar la lengua, ya que la saliva se acumula y puede formar placa bacteriana, siendo este una de las principales causas de la halitosis.

En tercer lugar, os introduciremos al que puede ser un gran desconocido, el hilo dental. No es muy utilizado, pero si totalmente necesario. El hilo dental ayuda a eliminar los restos de comida de entre los dientes, eliminando las bacterias y haciendo que nuestra sonrisa luzca saludable y espléndida. Hay que prestar atención a como se utiliza, ya que pueden haber sangrados si se utiliza de manera brusca.

Por último, os aconsejamos realizar una visita al dentista cada año, como mínimo. En estas visitas podrás comprobar si has cumplido los hábitos, y si hay problemas bucales que tengan que ser corregidos. Los dolores suelen indicar problemas, y si se dilatan en el tiempo pueden agravarse severamente. Para todos estos casos merece la pena tener cerca a profesionales en los que confiar, como Caredent Albacete, una clínica de prestigio en Albacete, formada por profesionales altamente cualificados y conformado por higienistas bucodentales, asesores odontológicos y dentistas especializados en las diferentes áreas de la salud dental.

Consejos para tener unos dientes sanos