27 febrero, 2017

No esperes más para cumplir tus sueños

Aquellos que vivimos la época de la movida madrileña vivimos en un período lleno de oportunidades y sueños. Era la época en la que estaba de moda la idea de ir a la universidad para estudiar una carrera y tener trabajo fijo y seguridad. Y de hecho mucha gente lo consiguió llegando a tener ese trabajo de ensueño que te lleve a la jubilación.

Pero muchos de nosotros sufrimos circunstancias que nos impidieron realizar ese sueño. Me voy a referir a aquellos que no pudieron ir a la universidad por cualquier circunstancia, empezaron a trabajar, y nunca se les ha olvidado la idea de la ir a la universidad. Este es mi caso, cuando tenía la edad para ir a la universidad tuve un hijo, y no me fue posible compaginar el trabajo con los estudios.

Nunca es demasiado tarde

Durante muchos años, después de ver crecer a mis hijos, tenía la idea de ir a la universidad. Mi sueño siempre ha sido estudiar derecho, me encanta defender los intereses de los demás y soy buen comunicador. El año pasado mi primer hijo se fue a la universidad, y dado que el segundo ya se puede manejar por sí solo, me decidí a empezar la carrera de Derecho en Madrid, que es donde vivo.

Para poder entrar en la universidad, tuve que pasar las pruebas de acceso para mayores de 45 años, para ello elegí prepararme en una academia, ya que preparar las pruebas en solitario requiere de mucho más trabajo del que se puede imaginar, y de constancia.

Y con el fin de reforzar ambos aspectos acudí a Centro Universitario San Fernando, una academia especializada en cursos de preparación para las pruebas de acceso a la Universidad para mayores de 25 y 45 años, además de preparación de selectividad para alumnos extranjeros.

Este centro llamó mi atención desde un primer momento, ya que fue creado en la década de los ochenta, por lo que tiene más de cuarenta años de experiencia. Desde un primer momento me gustó la flexibilidad de horarios para poder asistir a sus clases, ya que me permitió realizar un curso intensivo los sábados.

Respecto al modelo educativo que siguen tengo que decir que estoy muy contento, ya que los grupos son pequeños, facilitando una atención totalmente personalizada. Además, te dan todos los materiales que son creados por el centro.  Todo esto, junto con las maravillosas instalaciones y la céntrica ubicación, hacen que esté muy contento con el centro de estudios.

No me gustaría dar solo la visión de alguien que ya está cerca de los cincuenta años, pero hay mucha gente con muchos menos años, y que no tienen carrera universitaria. Yo estudio por hobbie, pero sí que es cierto que para aquellos que por sus circunstancias personales no pudieran haber estudiado una carrera en su momento, tienen la oportunidad de realizar la prueba de acceso para mayores de 25 años, y así ampliar su currículo. De mi experiencia en la universidad puedo decir que aprendes conocimientos que solo puedes entender en un ambiente universitario. Cabe destacar que en 2016, en la universidad de Salamanca se presentaron alrededor de 190 alumnos mayores de 25 años.

En resumen, mucha gente tiene situaciones que le impiden acudir a la universidad cuando eran jóvenes. Pero hoy en día ya no hay excusa para ir a la universidad si puedes, ya que con expertos como Centro educativo San Fernando, puedes preparar la prueba de acceso para mayores de 25 o 45 años, y así tener la oportunidad de estudiar en la universidad.

No esperes más para cumplir tus sueños