shutterstock_164777726(FILEminimizer)

Aumenta la conciencia medioambiental al comprar productos o contratar servicios

El apoyo de toda la sociedad al cuidado de nuestro planeta es algo que debe ser innegociable y que debe caracterizar a todas las empresas, a todas las personas y a todas las instituciones. Debemos tener bien claro que depende de nosotros que tengamos una Tierra que pueda ser mucho mejor y más alta para la vida de las personas. Si no somos los propios seres humanos los que nos pongamos manos a la obra con una materia de tanta importancia como esta, está claro que nadie lo va a hacer por nosotros ni nosotras. Por tanto, estamos avisados y avisadas: el planeta demanda ayuda… y se la tenemos que dar.

La lucha contra el cambio climático debe realizarse desde diferentes trincheras. Ya hemos empezado a usar coches híbridos y eléctricos, por poner un ejemplo. También hemos ido moviendo asuntos como la prohibición de plásticos de un solo uso, la apuesta por las energías renovables o el control de las emisiones de una buena cantidad de empresas de corte industrial. Todo esto está muy bien, claro, pero la contribución que cada cual podemos hacer a la causa tiene que seguir existiendo. No podemos depender de los demás y esperar a que ellos nos solucionen la papeleta.

Todos los países del mundo tienen que implementar mejoras que hagan posible que la salud del planeta sea mejor que la que hoy tiene. Es verdad que nació el disco como Estados Unidos o China son las que más contaminan y que son los que más mejoras deberían implementar, pero esa no es excusa para que los demás dejemos de hacer nuestro trabajo y nuestra obligación moral, es la de poner todos los medios que tengamos a nuestro alcance para conseguir un mundo mejor. Ni que decir tiene que es una cuestión que va a jugar un papel muy importante a la hora de conseguir los objetivos climáticos que nos hemos marcado en los grandes congresos internacionales.

¿Cómo están las cosas en España en este sentido? No somos el peor país del mundo en materia medioambiental ni mucho menos, pero es verdad que tenemos que introducir mejoras más pronto que tarde a fin de garantizar una mejor calidad de vida de los españoles y las españolas. Hemos venido realizando una importante apuesta en materia de energías renovables, si bien en otros asuntos no somos una referencia mundial. Maximizar los puntos en los que somos fuertes es una gran necesidad y también tenemos que mejorar los registros de los que disponemos en puntos en los que no destacamos todavía.

Una de las peores noticias que hemos recibido por parte de nuestro país en materia medioambiental se recoge en la noticia que os vamos a enlazar a continuación y que pertenece al diario 20 Minutos. En ella, se asegura que España es el segundo país europeo que menos redujo sus emisiones a lo largo de los últimos años y que, de hecho, aumentó esas emisiones en más de un 5% durante el 2021. Esto implica que necesitamos mejoras y que estas son necesarias con premura. Nos encontramos en un momento en el que el tiempo es un factor determinante a la hora de conseguir o no los objetivos que nos hemos planteado en materia medioambiental.

Ni siquiera las regiones que presumen de ser más verdes están consiguiendo dar con la tecla para conseguir sus propósitos. Un ejemplo de ello es Cataluña y dicho ejemplo se refleja en la noticia que os vamos a enlazar en este párrafo y que pertenece a la página web de El Periódico. En ella, se comenta que las empresas catalanas no han reducido sus emisiones a pesar del compromiso de hacerlo para el año 2030. Ojalá que esos compromisos se cumplan cuanto antes porque es una de las maneras que tenemos de ayudar a construir una sociedad más verde, más ecológica y, en resumidas cuentas, mejor que la que tenemos en la actualidad.

Aunque todavía no se han alcanzado todos los objetivos que tenemos en materia medioambiental, sí que es verdad que la conciencia está creciendo entre muchas personas. Una muestra de ello nos la aporta desde pinturas Decolor al indicarnos que uno de los factores que decantan a sus clientes potenciales es el uso de materiales y procesos ecológicos en la composición de las pinturas. Está claro que no queremos sentirnos culpables de la degradación de nuestro entorno y que ese es uno de los motivos por los cuales, a la hora de comprar un producto o contratar un servicio, siempre vamos a tener en cuenta la influencia que es así producto o servicio tiene con respecto al cuidado de nuestro planeta.

La mentalidad de los jóvenes es la que debemos seguir 

Es muy interesante conocer cuál es la posición de los jóvenes al respecto del cuidado de la Tierra. Se trata del grupo de población que más interés está poniendo en un asunto como este, algo que nos parece lógico si tenemos en cuenta que es el grupo de personas al que más años le quedan sobre la Tierra y que más expuesto puede estar a las consecuencias que se deriven de la degradación de nuestro ecosistema. Sin duda, las personas de otras generaciones tenemos que escuchar sus proclamas y sus demandas, que son justas, lógicas y están cargadas de razón.

Europa ha sido una de las zonas en las que más manifestaciones se han producido en relación a un asunto como del que estamos hablando. Somos una de las zonas que más ha contaminado el entorno a lo largo de las últimas décadas, así que es lógico que, en cierta medida, todas y cada una de las personas que pueblan el Viejo Continente se sientan culpables. Aquí debemos tener un cambio de mentalidad bastante importante (estamos en ello), aunque ayudaría mucho para aliviar la situación general del planeta que en Estados Unidos y China hicieran lo mismo, aunque la verdad es que dudamos bastante de que esté siendo así, para qué os vamos a engañar.

¿Existe la posibilidad de darle la vuelta a la tortilla?

Esta es la pregunta que se hace todo el mundo en los tiempos que corren. Hay diferentes versiones: la de aquellas personas que argumentan que sí que hay opciones de construir un mundo que se libre de todas las consecuencias de la contaminación y la de otras personas que son mucho más pesimistas y que consideran que ya no hay vuelta atrás pero que hay que seguir luchando para que nuestro planeta dure tanto como sea posible. Ojalá que la visión de las primeras sea la más ajustada a la realidad, aunque la que apuntan las segundas es la que nos parece que va a terminar siendo real.

Sea o no irreversible la situación, lo que está claro es que tenemos que poner toda la carne en el asador para evitar males mayores para la salud actual del planeta. Hay muchas personas trabajando actualmente en este propósito y creemos que se está realizando un esfuerzo importante por parte de las empresas y también por parte de las instituciones. Y esos esfuerzos, al menos, están dando su fruto en el hecho de que hay más y más personas que sienten que tienen que aportar su granito de arena para una causa tan noble y al mismo tiempo tan necesaria como lo es esta. Ojalá que este siga siendo el camino de aquí en adelante.

Lo que no podemos hacer es bajar los brazos y continuar degradando nuestro planeta a la velocidad a la que lo hemos venido haciendo durante las últimas décadas. Hay una cosa que está muy clara y es el hecho de que es bastante probable que, aunque siempre se hable de los efectos a medio o largo plazo de la mala salud de la Tierra, nosotros mismos, las personas que estamos vivas a día de hoy, padezcamos en algún momento las graves consecuencias que van aparejadas, por ejemplo, al cuidado de la capa de ozono. Por poner un ejemplo claro de los problemas que van asociados a este tema, podemos hablar de la cantidad de personas que han sufrido cáncer de piel en los últimos años en todo el mundo. Eso no es casualidad y se debe a la reducción de la protección que las esa capa de ozono otorga contra los rayos del Sol, que son ahora más dañinos que nunca.

Hay que tomarse estos temas muy en serio porque, de lo contrario, parece evidente que la raza humana tiene un fin mucho más cercano al que nos hemos podido imaginar en cualquier otro momento. Y salir de ese atolladero depende, aunque sea un poquito, de todos y cada uno de nosotros. Cada persona puede aportar su granito de arena para una causa que es necesaria y ante la cual ya se estaba avisando desde hace tiempo sin que las autoridades y la población en general mostraran la más mínima preocupación en su momento. Toca cambiar las cosas y en ello estamos. ¿Os sumáis?

También le puede interesar

Últimas noticias

El primer día de clase

Todos recordamos nuestro primer día de colegio. La mayoría de nosotros lloró un mar. Aunque después de unos días ya nos acostumbramos. Sin embargo, hay

SUBCRIBETE

Síguenos

Galeria

Scroll al inicio