14 junio, 2021

Cosas típicas que debes hacer en Santa Pola

Si vas a hacer una parada turística en Santa Pola, Alicante, y no sabes que hacer o que ver, aquí te traemos un listado de las 30 cosas más típicas que todo visitante debe hacer:

  1. Hacer una excursión al Faro de Santa Pola y disfrutar de espectaculares vistas de la bahía de Alicante y la hermosa Isla de Tabarca. No te olvides de visitar también en esta zona los emplazamientos que en antaño albergaron las baterías anti-aéreas que defendían la costa durante el período de la Guerra Civil. 
  2. Si vas en verano debes pasear por el Mercadillo y la Feria del libro que montan en el lugar.
  3. Visitar las salinas de Santa Pola, el museo de la Sal y descubrir la importancia que ha tenido la sal desde antaño.
  4. Bañarte en todas las playas y calas de Santa Pola: Playa Tamarit, Gran Playa, Playa de Levante, Calas de Santiago Bernabéu, Playa Lisa, Playa Varadero y las Calas de Santa Pola del Este.
  5. Ver las puestas de sol desde la playa, te aseguramos que son hermosas.
  6. Caminar por el paseo marítimo de Santa Pola y ver llegar a los barcos con sus capturas. 
  7. Visitar las fortalezas y torres defensivas de la infraestructura costera de Santa Pola: El Castillo-Fortaleza y las torres Atalayola, Escaletes y la vigía del Tamarit, las cuales  forman parte del patrimonio BIC del municipio.
  8. Unirte a las fiestas de Moros y Cristianos y las Fiestas Patronales en honor a la Virgen del Loreto que tienen lugar cada septiembre.
  9. También en septiembre, hay que ir a ver los Castillos de Fuegos Artificiales y los espectáculos pirotécnicos durante las fiestas patronales.
  10. Disfrutar del ambiente de las pruebas deportivas que se organizan en Santa Pola. Como por ejemplo la Media Maratón de Santa Pola, prueba de 28 años de prestigio o la Travesía a Nado Santa Pola – Tabarca.
  11. Formar parte de las procesiones de Semana Santa que realizan las diferentes cofradías.
  12. También en Semana Santa se instala un Mercadillo Medieval  dentro del patio de armas del Castillo-Fortaleza que no te puedes perder.
  13. En junio, también está la Romería del Cap.
  14. Ir a la procesión de la Virgen del Loreto el día 10 de diciembre.
  15. Comerte las uvas al ritmo de las campanadas del Castillo-Fortaleza.
  16. Ir a la Cabalgata de los Reyes Magos del día 5 de enero.
  17. Perder el aliento con las increíbles panorámicas desde los 4 miradores más espectaculares de Santa Pola: Mirador Torre Escaletes, Mirador Torre Tamarit, Mirador del Faro y los Miradores de Gran Alacant.
  18. Visitar los Restos Arqueológicos del Portus Illicitanus y la Casa Romana del Palmeral, construida en el siglo IV d.C y que son un auténtico viaje en el tiempo.
  19. Disfrutar de marchas organizadas, senderos y rutas para ciclistas en la Sierra de Santa Pola.
  20. Visitar el Museo del Mar para conocer más a fondo la Historia de Santa Pola.
  21. Ir a comprar productos frescos al Mercado de Abastos.
  22. Probar decir algunas de las palabras típicas santapoleras como lo son: mamola, mañaco, espolsar, me pica el cul o capuzón, entre otras; y sorprender a tus amigos de vuelta a casa con tu nuevo juego de expresiones.
  23. Visitar el barco-museo de Esteban González en el que se recrea la curiosa vida a bordo de un barco de los pescadores de Santa Pola.
  24. Visitar el acuario más antiguo de la Comunidad Valenciana, situado en la Plaza Francisco Fernández Ordóñez de Santa Pola. Este es siempre un excelente plan, sobre todo si se viaja con niños
  25. Ver el embarcadero de las Salinas Bras del Port, un lugar estratégico durante la guerra civil en el que aún se conservan en los alrededores búnkers y construcciones defensivas.
  26. Conocer los diferentes aljibes que abastecían de agua a los habitantes de Santa Pola.
  27. Visitar el Molino de la Calera, utilizado para abastecer de molienda de grano a la población.
  28. Disfrutar de un día en familia en el parque de atracciones PolaPark. De hecho, es una parada imperdible cuando estas por la zona
  29. Ir a conocer el centro comercial PolaMax.
  30. Visitar el Parque Natural de las Salinas de Santa Pola y el centro comercial de Gran Alacant.

El complejo playero de Santa Pola

Entre la variedad de planes que te recomendamos en este artículo, uno que destaca por su popularidad y la emoción que causa en todo viajero es el tour por las diferentes playas de la región.

Santa Pola es un verdadero paraíso de vacaciones con largos tramos de arena y calas íntimas y pintorescas. Además, hay para todos los gustos; tanto playas que están situadas cerca del centro de la localidad y son de fácil acceso, así como calas más apartadas y reservadas.

Una playa que vale la pena visitar es la Playa Levante, que ha sido galardonada con la Bandera Azul. Allí podrás relajarte y disfrutar de todas las comodidades que se pueden esperar de una playa de alta calidad.

Otra playa es la de Varadero, en la parte oriental y más urbanizada de Santa Pola, un lugar estupendo para pasar un día de playa en familia en la Costa Blanca.

En caso que prefieras lugares más tranquilos y apartados, entonces deber visitar la Playa de la Ermita, la Playa de la Gola, las Calas del Cuartel y las Calas de L’Aljub. Otras que merecen una visita son la Gran Playa, Playa Lisa, Playa Tamarit, Playa del Pinet y las Calas Santiago Bernabéu.

Así puedes ir a pasar un relajante día de playa con estos hermosos escenarios de fondo y el sonido del mar como soundtrack, o por el contrario puedes vivir un día extremo practicando los miles de deportes acuáticos que allí se ofrecen; y es que Santa Pola es un lugar ideal para los amantes de los deportes acuáticos.

En muchas ocasiones, las playas locales presentan unas condiciones ideales para la práctica del windsurf y del kitesurf. Por eso, no sorprende que incluso se organicen campeonatos del mundo de windsurf en Santa Pola.

Por su parte, las mejores playas para practicar windsurf en Santa Pola son Gran Playa, Playa Lisa, Playa Tamarit y Playa de la Gola. En estas, incluso puedes encontrar donde alquilar material e inscribirte en clases si lo que quieres es iniciarte.

Finalmente, otras opciones de deportes acuáticos en Santa Pola son la vela, el surf a remo, el kayak, el buceo y el snorkel.

Los famosos salares de Santa Pola

Al oeste de Santa Pola se encuentran las Salinas de Santa Pola, declaradas Reserva Natural y Zona de Especial Protección para la Conservación de las Aves Silvestres.

Estas ocupan 2.496 hectáreas, cuya explotación se inició a finales del siglo XIV, y en donde podemos encontrar el Museo de la Sal, donde se puede aprender más sobre el proceso de extracción de la sal y su historia. Y es que los enormes “icebergs” de sal todavía recuerdan la economía salina única de Santa Pola.

A parte de ser un punto de interés cultural del lugar, las salinas también son un gran lugar para relajarse y pasar un día en la naturaleza, en especial, si viajas con hijos. Por ejemplo, hay varias rutas de senderismo con las que descubrir el parque y explorar la interesante y variada y única flora y fauna, entre la que destacan los elegantes flamencos rosados, además de otras numerosas especies de aves.

Una escapada a Isla Tabarca

El atractivo de Santa Pola se extiende hasta la Isla Tabarca, que queda a tan solo 9 kilómetros de distancia. Esta isla es la más pequeña de España; y es que tiene una población de apenas alrededor de 80 personas. No obstante, durante los meses de verano, sus habitantes se disparan debido a los miles de turistas que acuden a conocerla y deleitarse con su encanto, siendo el turismo la principal fuente de ingresos de la isla.

Además, la historia de la isla parece una novela de aventuras pues, hasta finales del siglo XVIII, los piratas berberiscos la utilizaban como refugio. Luego, alrededor de 1760, los marineros de un islote tunecino del mismo nombre, reinado por la República de Génova, naufragaron cerca de la isla. Finalmente, fueron rescatados y se establecieron en la isla junto con soldados españoles. Así, el rey Carlos III decidió tomar medidas contra los piratas fortificando la isla de Tabarca, donde todavía hoy se pueden ver sus restos.

¿Cuál es la mejor manera de movilizarse en Santa Pola?

La compañía de Taxi Santa Pola nos comenta que al ser un municipio pesquero muy pequeño, Santa Pola no dispone de metro. Por lo que puedes tomar el autobús para moverte por el pueblo y los alrededores, cuyo servicio tiene ramificaciones por todo el lugar. O también puedes optar por un taxi si quieres viajar de una forma más cómoda, los cuales te permiten viajar incluso entre Santa Pola y otros destinos como Alicante (en tan solo 20 minutos).

Cosas típicas que debes hacer en Santa Pola