7 septiembre, 2020

El toldo, el mejor amigo de los locales comerciales y terrazas de bares y restaurantes

Hablar de España, como seguro que muchos pensáis, es hablar de sol. Esta estrella es una de nuestras grandes aliadas a la hora de llamar la atención de los turistas y que se acerquen hasta nuestras playas y ciudades para disfrutar no solo del verano, sino prácticamente de cualquier estación del año. El sol es un reclamo pero, en muchas otras ocasiones, también puede suponer algunos riesgos. En los párrafos que siguen, os vamos a comentar algunos de los riesgos que el sol implica pero no para las personas, sino para los pequeños comercios, normalmente locales.

Que en España haya una gran cantidad de momentos soleados a lo largo del año hace que, de alguna manera, la capacidad que tengan algunos comercios para llamar la atención de los clientes se pierda. Y, en el caso de otro tipo de negocios como lo son los bares, ese sol puede ser una de las grandes causas por las cuales su terraza esté vacía, sobre todo si nos encontramos en un momento del año especialmente caluroso. La conclusión que sacamos de esto es que hay que tener cuidado con el sol porque no en todas las situaciones es nuestro amigo, como muchos podemos llegar a pensar.

Mirad el mapa que aparece en la noticia del portal web Geografía Infinita que os pasamos a continuación. España se encuentra en una posición en el mundo en la que se puede considerar que el sol está bastante presente. Es cierto que nos encontramos cerca de la zona azul (países de nuestro entorno como lo son el Reino Unido o Alemania están en esa zona), pero la incidencia del sol en nuestro país, a pesar de ello, es bastante. Eso sí, hay otros lugares con muchas más horas de sol que nosotros. Y menos mal.

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web de La Opinión de Málaga, indicaba que precisamente Málaga es el lugar de la geografía española en el que más da el sol, con una media de 2.900 horas al año. Teniendo en cuenta este volumen, es evidente que no solo hay que sacar rédito de esas horas, sino que hay que tomar las precauciones para que el exceso de luz y calor se vuelva en contra de los comerciantes de la zona. Y es que esto puede generar muchas molestias y también bastantes pérdidas.

Uno de los remedios que es común en todos esos comercios que tratan de prevenir el exceso de luz o de calor que genera el sol (especialmente durante los meses de verano) es el toldo, que se ha convertido en el mejor amigo de los locales de las grandes calles comerciales españolas y también de los bares y restaurantes españoles que cuentan con terraza. Los profesionales de Toldos Clot, una entidad especializada en este tipo de productos, nos han comentado que siempre durante los meses previos al verano se produce un repunte de sus ventas. Y es que cada vez son más los negocios que tratan de guardarse las espaldas ante los peligros del sol.

La diferencia entre el éxito y el fracaso

Seguro que nunca habéis pensado en que un simple toldo pudiera ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de un pequeño negocio. Pero lo cierto es que así es en muchas ocasiones. Si un toldo no protege el escaparate de un local comercial, quizá los productos que se encuentran en él pierdan la viveza de su color. Y qué decir de las terrazas de los bares durante el verano. Sin toldo, no hay clientes, eso está más claro que el agua.

La verdad es que, por suerte, son muchas las entidades que se han dado cuenta de todos los riesgos que implica que sus instalaciones permanezcan bañadas por el sol durante muchas horas y han podido implementar medidas para paliar esos efectos. No cabe la menor duda de que esto ha permitido que la salud del negocio sea mucho mejor y que exista una protección ante posibles peligros que pudieran afectar, aunque fuera de una manera leve, a nuestra actividad. En España hay que tener cuidado con el sol y esa lección creemos que la hemos aprendido bien.

Cualquier detalle puede ser la causa de que un negocio funcione o de que la realidad sea precisamente la contraria a esa. Por eso tenemos que ser más cuidadosos que nunca con cada pequeña cuestión. Y la incidencia del sol en las instalaciones de un negocio es una de esas cuestiones. Se trata de un asunto que, como hemos visto a lo largo de todas estas líneas, presenta una solución tan sencilla como lo es la instalación de un toldo, una solución barata y práctica. Y es que algo tendrá que ver que sean más y más los pequeños comercios que se están haciendo con uno de estos productos.

El toldo, el mejor amigo de los locales comerciales y terrazas de bares y restaurantes