8 septiembre, 2020

Sistema de control de accesos, la tecnología para la seguridad

En el caso de que no sepas qué sistema de control para el acceso a los gimnasios es el mejor, vamos a iluminarte un poco. Pensamos que en un momento como el que vivimos siempre es necesario contar con la mayor información posible.  Siempre ten en cuenta que lo mejor es disfrutar de soluciones que se puedan hacer a la medida y fácilmente personalizables.

Los sistemas de control de accesos deben hacernos más fácil nuestro día a día, por lo que siempre es conveniente que en el apartado tecnológico se apueste por la tecnología.  En cuanto a las instalaciones de los gimnasios, lo normal es que el funcionamiento se haga mediante un sistema de abonados y socios.

Así es como se evita que haya intrusos en una clase de espacios donde siempre hay que apostar por un control efectivo. En este sentido es importante que el sistema sea realmente de calidad.

Muchas veces las soluciones son bastante simples, por lo que permiten una adaptación perfecta a toda clase de espacios y dan esa seguridad que necesitan los usuarios de los servicios. Entre las mayores ventajas se encuentra la gran facilidad que hay cuando se quiere controlar la presencia de los usuarios en las instalaciones.

Únicamente los clientes son los que pueden tener acceso a determinados lugares, algo que se gestiona de la manera más diversa, pudiendo ser con códigos de barras, tarjetas de proximidad o gracias a los datos biométricos.

¿Cómo debe ser un buen sistema para controlar el acceso a los gimnasios?

Hay que pensar que el torno de acceso para los gimnasios o torniquete es de las alternativas que más se usan para el control del aforo o los accesos a las instalaciones. Funciona de forma sencilla y es una alternativa de lo más barata.

Algo importante que merece mucho la pena es que la instalación se puede adaptar fácilmente a muchos espacios, todo ello con independencia del tamaño que tenga.

Algunos beneficios que tiene el torno para acceder al gimnasio es que se pueden controlar los aforos en los centros deportivos. De la misma forma los usuarios o los clientes pueden tener acceso al lugar sin necesidad de que la recepción funciona con personal físico justo en ese mismo instante.

Una de las características más importantes que tienen los controles de acceso para los gimnasios es que la seguridad, como aseguran los especialistas de Gestigym aumenta de forma importante..Hay empresas de este sector que lo que hacen es apostar firmemente por poner en marcha soluciones que pueden ser variables y que van a depender de las necesidades que tenga el establecimiento en cuestión.

En momentos de emergencia por ejemplo es posible desactivar el torniquete, pues así se genere una circulación de gran fluidez y totalmente libre por las propias instalaciones

En los casos en los que el software pasa a integrarse en el sistema, se tendrá una información de mayor calidad, especialmente cuando se habla del flujo de personas dentro de las instalaciones o del pago de las mensualidades. De esta forma solo podrán tener acceso a los servicios los clientes que dispongan de autorización previa.

Igual pasa con los sistemas que se encargan de controlas los accesos en empresas de mayor tamaño, los cuales pueden restringir el acceso de los propios empleados a las áreas que queramos.

Cómo funciona el torno de acceso al gimnasio

No es complicado y las instalaciones que son necesarias tampoco lo son, siendo además económicas, solo hay que comprar el torno, así como instalarlo a un software que se encargue de su gestión.

Para el acceso hay varias soluciones, caso de las tarjetas de proximidad, las cuales pueden recurrir a la tecnología RFID. Hablamos de una opción que no cuesta demasiado. Son unas tarjetas que para su funcionamiento precisan de un lector que vendrá instalado en el torno de acceso al gimnasio.

En esta tarjeta se incluyen algunos datos, con los que quien la lleve va a poder tener acceso al sitio. Una de las grandes ventajas que tiene la tecnología RFID es que se puede utilizar en otra clase de dispositivos.

Si vamos a los datos biométricos, ellos permiten un control de acceso a los clientes del gimnasio, así como a otras instalaciones a nivel deportivo. Aquí podemos hablar de la huella dactilar, el reconocimiento facial o el iris ocular, que son maneras de poder ofertar accesos personalizados e intransferibles.

Todo el sistema de control de acceso se va gestionando gracias a un software de gran potencia, con el cual se puede personalizar al máximo el control de personas en el interior de las instalaciones.

Sistema de control de accesos, la tecnología para la seguridad