15 octubre, 2020

¿Qué es una murder party? El juego de moda

Seguro que alguna vez has jugado al famoso Cluedo. Un juego de mesa en el que hay que adivinar qué personaje ha sido el asesino, con qué arma lo ha hecho y el lugar o habitación en la que ha sucedido el crimen. El Cluedo es el juego de mesa más famoso de crimen y misterio, pero existen muchos más como puede ser Mafia, La herencia de tía Ágata o la saga Exit.

Pues las murder parties intentan llevar este tipo de juegos a la vida real. Son fiestas en las que los asistentes interpretan estos juegos de rol en vivo. Cada jugador da vida a un personaje y junto al resto de participantes tiene que resolver un crimen.

Una experiencia mucho más inmersiva y divertida que los propios juegos de mesa que ha hecho que las murder parties crezcan como la espuma.

Tiempo y participantes

En estos juegos de rol en vivo lo más habitual es que participen entre 5 y 20 personas. Aunque se han celebrado partidas en las que han llegado a jugar hasta 400 participantes. Pero lo más común son grupos reducidos.

El tiempo de duración de cada partida depende de muchos factores como el propio juego, el número de asistentes o la astucia de los mismos. Sin embargo, la duración media suele estar entre 2 y 3 horas.

Bajo las órdenes de un game master 

En España han surgido empresas que organizan este tipo de actividades para familias o grupos de amigos. Las compañías más modernas incluso apuestan por realizar murder parties junto a las cenas de empresa de Navidad, ya que los expertos aseguran que este tipo de juegos aumenta la unión y la confianza de los asistentes.

Contratar una murder party a una empresa del sector suele ser caro, entre 10 y 30 euros por persona. Pero en este precio se incluye todo: la dinámica del juego, la ambientación y decoración e incluso los disfraces para todos los participantes. Las compañías especializadas en este tipo de juegos de rol en vivo también suelen ofertar cena o comida más juego. En este caso la partida se realiza en restaurantes de confianza de la empresa organizadora y los asistentes disfrutan de un suculento menú junto a la experiencia de la partida. Los precios de comida más juego rondan los 50 euros por persona.

También es necesario indicar, que cuando se contrata este tipo de juegos de rol en vivo la partida está guiada por un game master. El game master se podría decir que es la persona encargada de guiar el juego, explicar las reglas, solucionar dudas o incluso narrarlo. También es el encargado de asignar a cada participante un personaje a interpretar. Se suelen repartir los roles con anterioridad al ser partidas programadas con bastante tiempo. Y es importante indicar que te puede tocar ser el asesino, en ese caso tu misión en el juego será evitar ser descubierto, en lugar de adivinar quién ha sido el culpable del crimen.

Al solicitar un juego de rol en vivo a una empresa se suelen pedir diferentes formas de contacto de cada participante como el teléfono móvil o el correo electrónico. Días antes de la partida los jugadores reciben las instrucciones, su personaje e incluso en algunos casos no saben dónde se va celebrar el juego, tienen que adivinarlo a través de pistas.

No hace falta contratar el juego de rol 

No obstante, para organizar una murder party no hace falta contratar la actividad. Es muy habitual que grupos de amigos se encarguen ellos mismos de todo. Desde buscar el juego que quieren realizar, encontrar el lugar donde celebrar la partida, juntar a varios participantes, guiar el juego y ambientar el espacio.

En internet se pueden encontrar juegos completos con las instrucciones y reglas de la partida, o las descripciones de cada personaje. Así que sin casi gastos puedes realizar este divertido juego con tu grupo de amigos o familiares. Seguro que será una experiencia única que queréis repetir.

Disfraces para una inmersión completa 

Uno de los atractivos de las murder parties es la inmersión de los participantes en el juego. Cada asistente a la fiesta debe interpretar a un personaje y para que pueda meterse de lleno en el papel lo idóneo es que se disfrace.

Algunos de estos juegos están ambientados en otras épocas por lo que los jugadores deberían vestir disfraces adecuados. También suele casar muy bien con las noches de misterio la estética Steampunk, una corriente ambientada en la Inglaterra victoriana del siglo XIX. En La Casa de los Disfraces, señalan que los disfraces de estilo steampunk encajan muy bien con las murder parties, y que son bastante demandados, especialmente los antifaces, sombreros o incluso armas de este tipo de corriente estética.

En definitiva, las murder parties son una experiencia totalmente inmersiva que merece la pena realizar alguna vez, ya sea organizando un Cluedo en vivo junto a tu grupo de amigos o contratando la actividad para que tú solo tengas que encargarte de disfrutar y divertirte.

¿Qué es una murder party? El juego de moda