1 septiembre, 2020

Nadie notará que los llevas

Cuando los dientes no están alineados, o tienen alguna otra malformación, los alineadores transparentes hacen que prácticamente no se note que los llevas puestos, y son muy cómodos en su utilización, ya que simplemente te los quitas a las horas de las comidas, masticas los alimentos, y una vez has terminado y te has cepillado los dientes,  te los colocas nuevamente, evitando que se produzcan caries, o gingivitis o llagas, que puede suceder en algunos casos con los brackets tradicionales. Los alineadores transparentes también pueden evitarte lesiones en las mandíbulas o encías mientras realizas algún deporte, y una ventaja importante es que las visitas de control al odontólogo se reducen con respecto a los brackets tradicionales; el tiempo del tratamiento dura de media entre doce y dieciocho meses.

La Odontología está inmersa en una revolución tecnológica, por el evolucionismo social y la investigación en nuevos materiales y técnicas, ya que se comenzó con el bambú y el marfil, continuando con los metales preciosos y aleaciones, la goma vulcanizada, el caucho elástico… Actualmente se utilizan los poliuretanos termoplásticos, y los odontólogos han de actualizarse para adaptarse a estas nuevas tecnologías y materiales.

Alineadores dentales de vanguardia para dibujar tu sonrisa

Los alineadores transparentes han hecho que términos como infecciones, llagas, alambres, dolor, molestias se hayan eliminado de la memoria de los pacientes que se están beneficiando de esta nueva tecnología basada en la impresión 3D –Invisalign-. Esta es la marca sinónimo de una nueva tecnología para corregir la posición de los dientes. Fueron dos estudiantes de la Universidad de Stanford, Zia Chisthi y Kesley Wirth, los que diseñaron un modelo de corrección dental basado en la tecnología de impresión 3D, y lanzaron Invisaling en 1977, los alineadores dentales transparentes de quita y pon que gozaron del aval de la Agencia Norteamericana del Medicamento desde el principio.

Mediante esta técnica de alineadores transparentes, se pueden mover y recolocar las piezas dentales una vez que se realiza una predicción simulada mediante un software específico y muy sofisticado, con lo que desde un principio se pueden ver los resultados en el modelo que representa el simulador, hasta dónde puede llegar la corrección al final del tratamiento.

Diferencias con los brackets de metal, y público objetivo

La principal característica de los alineadores transparentes es que son aparatos removibles, se pueden quitar y poner en cualquier momento, y son transparentes. Están basados en la planificación de un escaneado en 3D de las piezas dentales del paciente, donde se puede visualizar todo el proceso en un vídeo diagnóstico. Los alineadores se usan unas 22 horas diarias, y se cambian cada 10-15 días. En cuanto a los hábitos de alimentación y la higiene bucal, no hay limitaciones. No interfiere en la vida diaria del paciente, ni en el habla, y no producen molestias ni lesiones en la boca, como sí suele ocurrir con los brackets fijos.

Los alineadores transparentes están normalmente indicados para todo tipo de pacientes, con el límite de algunas maloclusiones complicadas, pero el odontólogo experto en esta técnica podrá resolver cualquier situación. La duración del tratamiento dependerá de las necesidades y estado de cada paciente, los resultados se ven desde las primeras semanas.

Desarrollo de los alineadores transparentes en España

El Dr. Manuel Román, Presidente de la SEDA -Sociedad Española de Alineadores- entidad nacida para sumar conocimientos, divulgar las novedades, avanzar en desarrollos, compartir experiencias, indica que a través de esta Sociedad se trata de ayudar a los profesionales –y finalmente a los pacientes- a través de la formación y la educación, invitando a sus socios a compartir los conocimientos.

Según el Dr. Manuel Román, los alineadores ya forman parte del día a día de las clínicas dentales de España, y en algunos casos los tratamientos con alineadores invisibles sobrepasan los que utilizan aparatología convencional. Desde el punto de vista comercial, España cuenta con varios sistemas de alineadores, con nuestro propio sello.

Existen muchas ocasiones en las que podemos llegar a pensar que necesitamos unos correctores dentales que corrijan nuestra sonrisa. En nuestro trabajo, con nuestro círculo de amistades, en tantas situaciones del día a día deseamos ofrecer lo mejor de nosotros mismos acompañado de una imagen óptima que sólo puede rubricar una sonrisa especialmente bella. Esto lo consiguen los alineadores transparentes. Si estás en Alcantarilla, Murcia, puedes dirigirte a la Clínica Dental Dr. Vicente Ferrer. El equipo de odontólogos de esta Clínica se mueve guiado por una filosofía de trabajo en la que el paciente está en el centro de la ecuación, sin escatimar en medios técnicos ni humanos para realizar una odontología de máxima calidad, honesta y transparente, que camina hacia la excelencia, en el servicio y en el seguimiento de sus pacientes, con tratamientos rápidos, precisos y seguros.

El equipo de la Clínica Dental Dr. Vicente Ferrer en Alcantarilla ofrece tratamientos de ortodoncia invisible como alternativa a los brackets, los alineadores transparentes, invisibles, confortables y removibles de Invisalign, y los que utilizan aparatología lingual, como es el caso de Incognito. Estas tecnologías novedosas son prescritas por expertos en ortodoncia invisible, que realizan un seguimiento exhaustivo y minucioso de los progresos del paciente, hasta la finalización del tratamiento.

Las principales ventajas de Invisalign son:

  • Es un aparato invisible, nadie lo notará. Podrás sonreir durante todo el tratamiento.
  • Es un aparato removible, de quita y pon, con respecto a la ortodoncia tradicional. Se deberá quitar para comer, o en algún momento puntual de tus relaciones sociales si lo precisas.
  • Es cómodo, no tiene alambres ni piezas metálicas que se adhieran a los dientes, no produce heridas ni molestias.
  • Ahorro de tiempo en consultas y citas de revisión durante el tratamiento, ya que basta con darle las instrucciones al paciente y entregarle los nuevos alineadores, aunque en algunas de estas citas se deberán llevar a cabo pequeños ajustes.

Si necesitas un tratamiento de corrección dental y aún no te has decidido, piensa que con esta nueva técnica de los alineadores dentales invisibles nadie notará que los llevas, es muy cómodo, y en unos meses podrás lucir esa maravillosa sonrisa que estaba escondida en algún lugar.

 

Nadie notará que los llevas