20 junio, 2019

En la automoción se puede ahorrar, pero siempre con seguridad

La automoción es una industria que mueve cientos de millones de euros cada año en todo el mundo y es que hoy en día, nuestras ciudades se han llenado de vehículos que nos permiten desplazarnos de un punto a otro. Sin embargo, en los últimos años existe una realidad y es que están apareciendo nuevas formas de movilidad que permitirían que creásemos un ambiente más sostenible y respetuoso con el medioambiente. Las aplicaciones de compartir vehículo están cada vez más presentes en nuestras urbes y son una de las soluciones más claras que tenemos para poder reducir la contaminación y es que se trata de vehículos ecológicos que podemos utilizar todos los usuarios del sistema, con lo que nos estaremos ahorrando tener que coger nuestro propio coche.

Además, desde los consistorios también se está potenciando el uso de los transportes públicos creando nuevas líneas, mejorando sus frecuencias de paso y, sobre todo, restringiendo el acceso a los vehículos privados al centro de las ciudades, algo que, sin duda, es fundamental para poder dar un paso al frente hacia un mundo más verde.

Esta fórmula que os hemos comentado en la introducción, la de compartir coche es una de las más interesantes que tenemos para poder ahorrar en lo que a automoción se refiere y es que para los que solo cogemos el coche para andar por la ciudad, sin duda, nos supone un gran ahorro, ya que podemos prescindir del particular. Asimismo, el uso de los transportes colectivos es otra de las medidas más interesantes que tenemos a nuestra disposición y es que sus tiempos, su precio y, sobre todo, no tener que buscar donde aparcar, hacen de esta opción, una de las mejores.

Sin embargo, ahorrar en la automoción es factible, siempre y cuando cumplamos con la máxima de la seguridad y es que para los que tenemos un vehículo en casa, del cual no podemos prescindir o no podemos cambiar por los elevados precios de los coches nuevos, existen fórmulas que nos ayudan a poder seguir disfrutando de su conducción durante unos cuantos años más. En este campo, Reconstruidos Mober es nuestro gran aliado, y es que ellos son capaces de devolver a la vida a nuestros coches. Motores, culatas, turbos, cajas de cambio… en definitiva, los elementos más delicados de nuestro coche son sus especialidades y, con ello, gracias a sus reconstrucciones, nos estaremos ahorrando el importante desembolso que nos supondría, ya no cambiar de coche, sino que instalar uno de estos componentes nuevo, en el caso de que todavía los haya en stock. Y es que el stock es otra de las partes más complicadas de solucionar que nos encontramos en la actualidad y esto se debe a que el parque móvil de nuestro país es muy anticuado.

Tal es la gravedad de la antigüedad del parque móvil que Faconauto considera urgente reactivar el Plan Estratégico de la Automoción, concretar un marco jurídico estable para el sector y establecer medidas hacia la descarbonización de la movilidad en los primeros meses de la nueva legislatura. Un plan que no solo busca reactivar las ventas incentivando cambiar de coche, sino que también busca que las nuevas compras sean de coches mucho más concienciados con el medioambiente y que cumplan las nuevas normativas de contaminación ambiental, por lo que no solo ganaríamos en seguridad al introducir nuevos vehículos y tractores a las carreteras, sino que también estaríamos reduciendo el número de emisiones contaminantes de forma considerable, algo fundamental para poder lograr una sociedad mucho más respetuosa, verde y limpia que cuide de nuestro planeta.

La automoción no puede jugar con la seguridad

En muchas de nuestras ciudades existen lugares que venden ruedas o componentes de segunda mano sin revisar. Unos componentes que, aunque legales, no nos pueden garantizar que la seguridad sea la adecuada. Es por ello por lo que, a la hora de comprar componentes o ruedas para nuestros vehículos, siempre debemos de hacerlo en casas o recambistas de confianza y es que de lo contrario podremos encontrarnos con serios problemas de seguridad que deriven, ya no solo en un accidente, sino que en el riesgo de que suframos cualquier tipo de lesión por llevar elementos en mal estado. En el caso de las ruedas, esto que os decimos es de especial relevancia ya que ellas son las que están en contacto con el asfalto y, por ello, las primeras que han de estar en óptimas condiciones para garantizar nuestra seguridad.

En la automoción se puede ahorrar, pero siempre con seguridad