16 diciembre, 2022

La especialización en audición y lenguaje crece en España

Preparar una oposición nunca es fácil, eso es algo que todo el mundo tiene asumido. La cantidad de temas que hay que estudiar, además de los diferentes casos prácticos que hay que resolver y las habilidades informáticas que es preciso manejar para tener opciones de acceder a una plaza pública. Ni que decir tiene que es necesario invertir una cantidad muy grande de horas para conquistar una plaza como de la que estamos hablando, pero no es ni mucho menos una misión imposible si preparamos las pruebas con el tiempo necesario para tener garantías de éxito.

Cuando una prueba se relaciona con algo como la educación, y específicamente con algo tan concreto como la audición y lenguaje, es evidente que los conocimientos pueden tener un extra de dificultad. La inversión de tiempo en lo que tiene que ver con este campo ha de ser muy importante y, en muchos casos, la necesidad de obtener ayuda es algo que se erige como elemental para intentar tener éxito en lo que respecta a una prueba como esta. Las probabilidades de éxito se multiplican si contamos con la ayuda de personas que ya son profesionales en este área.

Hablamos de un campo, el de la audición y lenguaje, que solo puede crecer en un país como el nuestro y para que el se van a requerir muchas plazas a corto, medio y largo plazo. Según una noticia que fue publicada en la página web del diario El País en noviembre de 2019, el 72% de los alumnos con necesidades especiales en España están desatendidos. Reducir este porcentaje es uno de los requisitos que viene marcando la Unión Europea desde hace tiempo y, para cumplir con esos requisitos, se necesita mano de obra. Las oposiciones constituyen la herramienta necesaria para conseguirlo.

Cada vez es mayor la necesidad que tiene la sociedad de formar y conseguir profesionales especializados en campos como la audición o lenguaje. Según nos han hecho saber desde Preparador Audición y Lenguaje, los centros educativos demandan cada vez más que exista un especialista en este campo en sus instalaciones para corregir y prevenir posibles problemas en relación a las capacidades de comunicación o lingüísticas dentro de un colegio o instituto. Por eso, se ofertan más plazas en las oposiciones que están orientadas a este tipo de temas.

Ni que decir tiene que las instituciones son las que se deben poner manos a la obra para promover tanto como sea posible este asunto. Desde luego, desde diferentes primas se está trabajando en ello, pero no cabe duda de que tenemos todavía un largo camino por recorrer. Si comparáramos la situación de España con la de otros países, tendríamos una sensación u otra en función de con quién intentáramos medirnos: en países como los escandinavos o Alemania, los avances en esta materia son superiores a los nuestros, pero es cierto que nosotros le ganamos la partida a otras naciones del sur de Europa. La conclusión es la misma que os veníamos diciendo: hay que seguir trabajando.

Debe ser un motivo de orgullo

Apostar por todo lo que tenga que ver con el desarrollo de la comunicación y el lenguaje en las personas debe ser concebido como un auténtico orgullo para todas las personas que forman parte de un país. A fin de cuentas, potenciando estas habilidades estamos apostando por todo lo que está ligado a la libertad, al conocimiento, al debate. Eso siempre es positivo y no puede extraerse ninguna conclusión negativa de lo que os estamos indicando.

España ha evolucionado mucho en el campo de la audición y lenguaje en las últimas décadas. En 1975, cuando se produjo el final del Franquismo, éramos uno de los países de Europa más a la retaguardia en lo que respecta a este asunto. Sin embargo, durante los ochenta y los noventa empezamos a evolucionar y ya con la entrada del siglo XXI se han producido avances que, desde luego, han potenciado a nuestro país, elevándolo hasta una posición bastante interesante en lo que tiene que ver con la investigación, la promoción y el apoyo a tareas ligadas con el asunto que nos concierne.

Que exista una mayor demanda de servicios ligados a una actividad como esta en los centros educativos es una noticia excelente cuyo beneficio debemos maximizar. Gracias a ello, dentro de unos años habrá más gente investigando aspectos diversos de la audición y lenguaje y se podrá compartir mucha más información que sea inherente al tema. Está claro que eso le va a dar más visibilidad al asunto y que va a provocar un salto de calidad en lo que al tratamiento de este tema se refiere. España va a estar a la cabeza en profesionalidad en lo que a audición y lenguaje se refiere. Y lo va a estar más antes que después.

 

La especialización en audición y lenguaje crece en España