8 octubre, 2018

La formación, un requisito prácticamente fundamental para las empresas

Que las personas posean formación es algo que cada vez está más demandado por cualquier tipo de empresa. La gran demanda de puestos de trabajo que existe en la actualidad lleva a las compañías a buscar gente cada vez más preparada, independientemente del cargo que estas vayan a desempeñar dentro de la corporación. De esta forma se crea una línea de corte en la que la gente menos preparada lo tiene complicado para poder optar a algún trabajo. Sin embargo, para no dejar fuera del mercado laboral a esta gente que por el motivo que sea no ha continuado o ha dejado de lado sus estudios, se han creado diferentes opciones más especializadas en las que tan solo se requiere la formación básica del sector en cuestión. Es por ello por lo que, con el fin de arrojar algo de luz sobre el tema, os queremos proponer un post en el que diferenciemos los tipos de formación que existen, así como algunos de sus ejemplos más claros, para que vosotros, desde la tranquilidad de vuestros hogares, valoréis cual es la opción de futuro que más os conviene.

Como cada uno tiene sus circunstancias personales diferentes, empezaremos este repaso desde abajo, concretamente desde la escuela primaria.

  • Es el primer periodo de escolarización obligatoria y va hasta los 12 años. Consta de seis cursos, en los que los alumnos comenzarán a aprender las nociones más básicas, desde leer y escribir a sumas, restas y multiplicaciones. Además, este periodo sirve también como iniciación al mundo, de tal forma que, en él, los estudiantes también aprenderán algunos valores y lo harán de forma complementaria a lo que les enseñen sus padres en sus casas.
  • Secundaria obligatoria. La educación secundaria obligatoria, a la que popularmente conocemos como ESO es la que comprende las edades desde los 12 a los 16. Consta de cuatro cursos, dos de ellos comunes, los primeros, mientras que, en tercero y cuarto, los alumnos ya han de comenzar a decidir su futuro, esto es, hacia donde quieren encaminar sus estudios, ya sean más enfocados a letras o a ciencias. En función de su elección tendrán unas u otras asignaturas, por lo que aquí ya empieza realmente lo importante y lo complejo, decidir a los 14 años hacia donde nos queremos encaminar. Es por ello por lo que, tras estos cursos, mucha gente se desmotiva, porque, en la inmensa mayoría de los casos, son demasiado jóvenes e inconscientes todavía como para decidir que quieren ser de mayores.
  • Secundaria postobligatoria. Aquí ya tenemos dos ramas diferenciadas realmente. Por un lado, tenemos el bachillerato, que será la vía de dos años, junto con una prueba de acceso universitario, que nos abra el camino para continuar nuestros estudios en la universidad. Unos estudios que por supuesto, serán unos u otros, en función de las decisiones de que asignaturas estudiar hayamos elegido durante la ESO y bachillerato. Por otro lado, tenemos la vía de la formación profesional, un camino que está en auge y el cual tiene dos niveles, el grado medio y el grado superior, en función de ello, podremos ser técnicos o técnicos superiores, sin embargo, para llegar al superior debemos de haber pasado el medio o tener hecho bachillerato, ya que se considera ya una formación superior. En el caso de la formación, ambos, medio y superior, tienen una duración de dos años lectivos, de los cuales, año y medio es destinado al estudio teórico, mientras que el otro medio año lectivo, tres meses, se desarrolla en empresas a modo de prácticas, las cuales también hay que superar para obtener el título.

La formación específica, una solución para un determinado puesto de trabajo

Además de todas las vías que os hemos mencionado con anterioridad para poder formarnos y conseguir un empleo estable y de calidad, lo cierto es que existen más opciones. La formación específica es una de ellas y pasa por estudiar tan solo lo que nos es realmente importante y que nos capacita para desempeñar un trabajo. Aquí podríamos incluir a las oposiciones a los diferentes organismos del estado, sin embargo, lo más común es que se trate de empleos como vigilante de seguridad, portero o escolta. En este campo, así como en el de las oposiciones, la Academia Marín es una de las más importantes de nuestro país, ya que en sus instalaciones se forman cada año cientos de personas que en poco tiempo empiezan a trabajar, lo cual la hace ser una de las más importantes en España.

La formación, un requisito prácticamente fundamental para las empresas