4 marzo, 2022

La nueva generación de docentes de inglés mejora la calidad de la enseñanza

La educación es uno de los factores elementales y diferenciales de la vida. Todos y todas no solo tenemos el derecho de que se nos proporcione una educación de calidad, sino que, además, esto es algo que va a marcar nuestra vida y la cantidad de cosas a las que podamos aspirar. Desde luego, es evidente que, cuanta más educación y preparación para el mundo laboral, más fácil va a ser que podamos obtener un puesto de trabajo que nos permita desarrollarnos como personas y como profesionales. Sin duda, eso es algo que merece, y mucho, la pena.

Son muchos los conocimientos y las ciencias que hay que manejar para conseguirlo y lo mejor es que no dejemos ninguna de lado. Uno de los aspectos que se ha convertido en elemental en los últimos tiempos tiene que ver con los idiomas. No cabe duda de que, en un mundo globalizado como lo es este, es un aspecto clave para que una persona mantenga intactas sus opciones de ser alguien en esta vida. Sin idiomas, nuestra progresión profesional se puede ver frenada. De hecho, sería lo más lógico que así fuera. Por tanto, hay que poner en valor la importancia de los idiomas.

Una noticia publicada en la web del diario El Mundo indicaba que un tercio de los jóvenes españoles no conoce lo suficientemente bien un idioma extranjero y ese es un problema bastante preocupante. A día de hoy, la importancia de los idiomas es tanta que la pueden solicitar prácticamente para desempeñar cualquier trabajo. Por ese motivo, es ideal que pongamos toda la carne en el asador para conocer idiomas tan importantes como el inglés, que ha sido sin duda la referencia en las últimas décadas. Saber inglés abre un millón de puertas y no podemos prescindir de esa gran ventaja.

En otra información, el portal web Voz de América intentaba explicar por qué el nivel de inglés de los alumnos españoles no se desarrolla tan rápido como debería. La verdad es que, según apunta la noticia, no hay una explicación exacta, pero sí que es cierto que hay algunas teorías. Una de ellas es el hecho de que las películas y series que han venido de Estados Unidos se han doblado, por lo que no hemos tenido la necesidad de verlas en versión original, en inglés, y acostumbrarnos a la pronunciación, entre otras cosas. La otra tiene más que ver con el hecho de que no fue hasta 1972 cuando se introdujo el inglés en las aulas de nuestro país.

Sea como sea, el caso es que hay que potenciar de alguna manera el aprendizaje de nuestro país. Es verdad que, poco a poco, vamos adquiriendo algunos avances. Entre algún otro, se encuentra el hecho de que, por fin, tenemos un Presidente del Gobierno que habla un inglés de bastante nivel. Pero hay que seguir avanzando porque no podemos conformarnos solo con eso. La necesidad de mejorar sigue estando ahí y, desde luego, es imprescindible que se satisfaga.

Lo que más indica que hay mimbres para mejorar el nivel de inglés de los alumnos españoles es el hecho de que los profesores de ahora tienen mucho más nivel que los que adquirieron su plaza hace décadas. Ahora, todas aquellas personas que opositan a la labor de profesor o profesora de inglés tienen claro que hay que apostar más por el speaking, por ejemplo, además de cultivar mecanismos para mejorar la redacción e incentivar el listening. Los opositores al profesorado de inglés odian los ejercicios de rellenar huecos y así nos lo han contado desde Preparador Inglés Primaria.

Un proyecto a largo plazo

El nivel de inglés no mejora en un país o región determinada en cuestión de días. Ni siquiera lo hace en cuestión de un año. Es algo que va cambiando de manera progresiva y lenta, pero que lo hace de una manera sólida, que es de lo que se trata. A medida que los nuevos profesores vayan imponiendo su estilo, es más que seguro que los resultados se van a ir notando. Y eso es lo que necesita en estos momentos nuestro país. Si dejamos trabajar a las nuevas generaciones, España será una de las grandes referencias en materia de aprendizaje de inglés en los próximos años.

Estamos convencidos de que muchos de los datos que ahora mismo ponen a nuestro país contra las cuerdas en materia de enseñanza del inglés van a cambiar. La nueva mentalidad que empieza a ser visible en la comunidad educativa, liderada por gente joven y con ganas de transformar las cosas, va a ser la responsable de que España cada día tenga más alumnos que sepan hablar inglés de una manera fluida. Ese es el objetivo que nunca debemos perder de vista.

 

La nueva generación de docentes de inglés mejora la calidad de la enseñanza