11 mayo, 2020

Las enfermedades cardiovasculares y la boca

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC) se han unido para elaborar un manual que bajo el título de “Patología Periodontal y Cardiovascular: su interrelación e implicaciones para la salud” pretende ser una obra de referencia para especialistas y médicos de atención primaria de nuestro país. Esto se debe a que intenta unir y relacionar dos especialidades tan dispares como odontología y cardiología y a la vez con problemas tan comunes e interrelacionados como son las enfermedades de las encías y determinadas enfermedades cardiovasculares.

Según estudios realizados en los últimos años, cada vez hay mayores evidencias de que la periodontitis tiene una gran interacción con otras muchas patologías que se presentan en el cuerpo humano, y más concretamente con las enfermedades cardiovasculares. Actualmente se sabe que la inflamación es un factor clave en la causa de las enfermedades coronarias y que se encuentra en el origen de la arterioesclerosis y las complicaciones derivadas de esta. También podemos decir que la periodontitis es una enfermedad inflamatoria de origen bacteriano que tiene efectos y respuestas inflamatorias en el resto del organismo, puesto que se han identificado patógenos en el torrente sanguíneo y en diversos órganos del cuerpo bastante alejados de la cavidad bucal.

Se estima que en nuestro país la periodontitis afecta al 38,4 % de la población mayor de 35 años, incrementándose este porcentaje según se eleva la edad de la población, pudiendo llegar al 65% en las personas mayores de 55 años. Mantener unos hábitos de higiene dental y realizar una revisión anual de la salud dental es una buena práctica que nos aconsejan todos los dentistas. Aún así, si vosotros queréis tener la mayor de las garantías, nosotros os recomendamos que visitéis a la doctora Elena Gonzalvo, especialista en periodoncia, cirugía oral y prótesis dental de la Clínica dental Gonzalvo, quien, junto con su gran equipo de profesionales especialistas en cada una de las ramas de la odontología, y tras más de 50 años de experiencia, han conseguido ser uno de los centros de referencia en la salud bucodental en España.

En concreto y a pesar de que nos podemos encontrar muchos y muy diversos condicionantes, los principales síntomas o señales de advertencia que nos podrían indicar que estamos ante una enfermedad de las encías serían:

  • Unas encías rojas, inflamadas y dolorosas al tacto.
  • Las encías sangran al comer, cepillarse o utilizar el hilo dental.
  • Con frecuencia se nota mal aliento o un mal sabor en la boca.
  • Algunos dientes se muestran flojos o da la sensación que se están separando de los otros.
  • La encía parece retirarse o retraerse de los dientes.
  • Muestra puntos de pus u algún otro síntoma de infección en las encías.

Mantener unos buenos hábitos de higiene bucal es imprescindible para tener una boca sana y prevenir enfermedades bucales como la periodontitis, por lo que es necesaria la eliminación de la placa bacteriana o biofilm bucal de la superficie del diente, de la encía y de la lengua.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto la toma de medidas para que la salud bucodental sea incorporada en las políticas sanitarias de los diferentes países, pues hay estudios que demuestran que personas con enfermedades de la encía tienen más riesgo de presentar un episodio cardiovascular en un futuro, y no solo eso, sino que pacientes que desarrollan una periodontitis altamente agresiva a edades muy jóvenes o tempranas son los que presentan un mayor riesgo de padecer una enfermedad coronaria, debido al gran foco de infección desarrollado bajo las encías por la presencia de un elevado nivel de bacterias que pasan directamente a la sangre y desde esta se transportan e infectan otras zonas elevadas del organismo. Se estima que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte de adultos a nivel mundial, aproximadamente el 31 % de todas las muertes y el 45 % de las enfermedades no contagiosas, más del doble de las causadas por cáncer.

La conexión de la periodontitis con las enfermedades sistémicas

Existen estudios de la Academia Americana de Periodontología (AAP) y de la Federación Europea de Periodontología (EFP) que avalan y evidencian la conexión de la periodontitis con ciertas enfermedades sistémicas, además de las ya mencionadas enfermedades cardiovasculares, como son la diabetes, neumonía, enfermedad renal crónica, la artritis reumatoide, el deterioro cognitivo, la obesidad, hipertensión arterial, diversos tipos de cáncer, el síndrome metabólico, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), complicaciones en la mujer durante el embarazo…

Las enfermedades cardiovasculares y la boca