9 marzo, 2022

Los 10 platos que tienes que probar si viajas a Italia

Italia es un país con una rica y variada gastronomía. Tanto que ha cruzado fronteras y actualmente la comida italiana se puede degustar prácticamente en cualquier parte del mundo. Sin embargo, no es lo mismo que disfrutar un buen plato elaborado en Italia. Por eso, si visitas este país hay 10 paltos que tienes que probar sí o sí.

  • Pasta fresca

La pasta es uno de los platos típicos de la gastronomía italiana. Y si viajas a cualquier ciudad de este país tienes que degustar un buen plato de pasta fresca.

La mayoría de restaurantes italianos realizan ellos mismos la pasta. Y no hay nada más rico que la pasta fresca y artesanal. Además, hay multitud de variedades entre las que elegir, desde los famosos espaguetis o tagliatelle, hasta opciones más desconocidas fuera de Italia como fusilli o farfalle. También hay pasta rellena de diferentes formatos como tortellinis o raviolis, pero también sabores como queso, carne, espinacas o setas.

Y estos tipos de pasta diferente se pueden acompañar con una infinidad de salsas como carbonara, pesto, boloñesa, napolitana, arriabata, amatriciana…

  • Pizza

Junto a la pasta la pizza es el plato más reconocido de la gastronomía italiana. Pero no hay nada como probar una buena pizza hecha en Italia, ya que dista bastante de las pizzas que se pueden degustar en otros países.

Además, incluso en Italia hay diferencias entre las pizzas de unas regiones a otras. La más reconocida es la pizza napolitana. Este tipo de pizza destaca por tener una masa fina, más gruesa en los bordes. La variedad más famosa es la margarita, que solo lleva tomate, mozzarella, albahaca, aceite de oliva y sal.

Si quieres disfrutar de una buena pizza en Italia hay multitud de restaurantes y trattorias. Pero intenta que tengan un buen horno de leña.

  • Lasaña

La lasaña es otro plato con gran reconocimiento a nivel mundial. Esta receta se elabora con láminas de pasta que se intercalan con otro tipo de ingredientes. Normalmente, es una mezcla de salsa boloñesa con bechamel. Por último, se corona la receta con queso y se gratina al horno.

Es un plato riquísimo que se puede encontrar en la mayoría de restaurantes italianos especializados en pasta. Y además de la lasaña tradicional también hay lasaña de verduras, lasaña de espinacas o de setas.

  • Risotto

El risotto es un plato tradicional italiano elaborado a base de arroz y que en la mayoría de casos suele llevar queso. Es famoso en el Piamonte y la Lombardía, aunque se puede disfrutar en cualquier región italiana.

En la mayoría de recetas de risotto no puede faltar arroz, caldo y cebolla. Aunque estos ingredientes son los básicos hay multitud de variantes. Así, se puede ver risotto con setas, marisco, ossobuco, salchichas o verduras.

  • Carpaccio

El carpaccio es un plato que se toma como aperitivo. Básicamente consiste en carne cruda que se acompaña con un buen chorro de aceite de oliva y queso, normalmente Grana Padano. La carne puede ser de ternera o venado y se suele cortar en finas láminas.

  • Focaccia

La focaccia es una especialidad de la comida italiana que quizá es menos reconocida que la pizza o la pasta, pero que está riquísima y es una interesante opción como comida rápida o para llevar. “La focaccia es una receta que se elabora a base de una masa similar al pan que se hornea junto a otros ingredientes como tomate, aceitunas o queso. Se suele confundir con la pizza, pero la focaccia no lleva salsa de tomate y la masa es mucho más gruesa”, explican desde Cool Bakery, franquicia de panadería y cafetería que cuenta con variedades de focaccia en su carta.

  • Tiramisú

Y ahora pasamos al plano de los postres y dulces, que también destacan en Italia. Y entre los postres más famosos de este país que tienes probar si viajas a Italia se encuentra el tiramisú.

El tiramisú es una receta que cuenta con variaciones. Pero básicamente se humedece en café un ingrediente sólido que suele ser bizcocho o galletas. Al café en algunas ocasiones se le añade Amaretto u otros licores.  Después, el ingrediente sólido se superpone con una crema elaborada con huevos batidos, queso mascarpone y azúcar. Por último, se espolvorea un poco de cacao y se deja enfriar en la nevera.

En definitiva, es un postre con un potente sabor que seguro será la delicia para los amantes del café.

  • Helado artesanal

El helado italiano es una auténtica delicia que tienes que probar si visitas Italia. Además, es difícil resistirse a la tentación porque hay innumerables de heladerías artesanas en prácticamente cualquier calle de las principales ciudades. Y hay sabores para todos los gustos, desde los tradicionales como limón, nata o pistacho a opciones mucho más innovadoras.

  • Panna cotta

La panna cotta es otro postre típico italiano, especialmente de la zona del Piamonte. Es una especie de flan que se elabora con crema de leche, azúcar y gelificantes. Se suele adornar con mermelada o frutos rojos.

La principal característica de este postre es su textura, ya que es bastante similar a la de la gelatina, mientras que su sabor se asemeja más al del flan.

  • Cannoli siciliano

Y el último plato que te vamos a recomendar en este artículo son los cannoli siciliano. Como su propio nombre indica, son tradicionales de Sicilia, aunque se pueden encontrar en la mayoría de pastelerías italianas.

Los cannoli, también llamados cannolo, son una masa enrollada en forma de tubo que se rellena de una crema de queso ricotta junto a otros ingredientes. Esta crema se puede encontrar de diferentes sabores, siendo los más comunes el de pistacho, vainilla y chocolate.

Estos son los paltos que tienes que probar sí o sí si viajas a Italia. Aunque hay muchas recetas más interesantes en este país y que cuentan con gran aceptación como pueden ser la sopa minestrone, la ensalada caprese, el ossobuco, los grissinis o la polenta.

Los 10 platos que tienes que probar si viajas a Italia