shutterstock_2211165501(FILEminimizer)

¿Psiquiatra presencial u online?

Todos sabemos lo que es un psiquiatra… pero no muchos estamos seguros de contratar sus servicios. Quitando el estigma social sobre que el psiquiatra o el psicólogo se encarga de personas locas, la realidad es que estos profesionales de la salud son imprescindibles para mantenernos mentalmente estables. O, incluso, para superar traumas que difícilmente podríamos haber superado solos. Por ello, hay personas que, para no pasar la vergüenza de hablar de sus problemas cara a cara, decide optar por consultas online.

¿Pero qué es mejor? ¿Una visita al psiquiatra de forma presencial… o de forma online?

Aquí te vamos a hablar de cada uno de ellos.

 

¿Qué es un psiquiatra y de qué se encarga?

Un psiquiatra es un médico especializado en la salud mental y el tratamiento de los trastornos mentales. Es un profesional capacitado en medicina general que ha completado una formación adicional en psiquiatría. Los psiquiatras son expertos en el diagnóstico, tratamiento y prevención de una amplia gama de trastornos mentales y emocionales.

La principal responsabilidad de un psiquiatra es evaluar y diagnosticar trastornos mentales en sus pacientes. Para ello, utilizan una combinación de entrevistas clínicas, observación del comportamiento, pruebas psicológicas y, en algunos casos, pruebas médicas adicionales. El objetivo es entender la naturaleza y el origen de los síntomas presentes en el paciente.

Una vez que se ha realizado un diagnóstico, el psiquiatra trabaja en colaboración con el paciente para desarrollar un plan de tratamiento individualizado. Los tratamientos pueden incluir terapia de conversación (psicoterapia), prescripción de medicamentos, terapia electroconvulsiva (TEC), estimulación magnética transcraneal (EMT) u otras intervenciones biológicas. Los psiquiatras también pueden colaborar con otros profesionales de la salud mental, como psicólogos, trabajadores sociales y terapeutas ocupacionales, para proporcionar un enfoque integral y multidisciplinario en el cuidado de sus pacientes.

Además de los trastornos mentales más comunes, como la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia, los psiquiatras también pueden tratar trastornos del sueño, trastornos de la alimentación, trastornos de la personalidad, trastornos de estrés postraumático y trastornos adictivos, entre muchos otros. Por supuesto, también pueden ofrecer apoyo en situaciones de crisis y manejar casos de suicidio, abuso de sustancias o violencia.

Por otra parte, pueden ejercer en una variedad de entornos, incluyendo hospitales, clínicas privadas, centros de salud mental y consultorios privados. Algunos psiquiatras también están involucrados en la investigación y la docencia, contribuyendo al avance de la comprensión y el tratamiento de los trastornos mentales.

Es importante que tengamos en cuenta que la relación entre un psiquiatra y su paciente se basa en la confidencialidad y el respeto mutuo. Los psiquiatras están capacitados para brindar un entorno seguro y confiable en el que los pacientes puedan hablar abiertamente sobre sus problemas y recibir la ayuda necesaria para su recuperación y bienestar mental.

 

¿Cómo sé si tengo que acudir a un psiquiatra?

Determinar si debes acudir a un psiquiatra puede ser un proceso personal y subjetivo, pero hay algunas señales y situaciones que podrían indicar que podría ser beneficioso buscar la ayuda de un profesional de la salud mental.

A pesar de todo lo que te voy a decir ahora, es sumamente importante que, si te sientes mal emocionalmente o si no eres capaz de afrontar algunas situaciones sin ayuda, hables con algún experto sin miedo a que te juzgue. Un profesional nunca te va a criticar, siempre va a poner todo cuanto esté en su mano y más para ayudarte a recuperarte.

  • Síntomas persistentes: Si estás experimentando síntomas emocionales o mentales persistentes que te afectan significativamente en tu vida diaria durante un período prolongado, como tristeza intensa, ansiedad, cambios de humor extremos, pensamientos obsesivos o persistentes, dificultades para dormir o concentrarte, entre otros, podría ser una señal de que podría ser útil buscar la evaluación de un psiquiatra.
  • Interferencia en la vida cotidiana: Si estos síntomas, además, están interfiriendo con tu capacidad para funcionar normalmente en áreas importantes de tu vida, como el trabajo, los estudios, las relaciones personales o las actividades diarias, podría ser un indicio de que es necesario buscar ayuda profesional.
  • Riesgo de daño para ti mismo o para los demás: Si tienes pensamientos o impulsos suicidas, o si experimentas pensamientos o comportamientos violentos hacia los demás, es esencial buscar ayuda inmediata. Puedes comunicarte con una línea de ayuda de emergencia o acudir a emergencias para recibir atención inmediata.
  • Dificultades en el manejo de problemas emocionales: Si estás pasando por una situación estresante o traumática, como la pérdida de un ser querido, un divorcio, un evento traumático o una crisis emocional, y estás teniendo dificultades para lidiar con tus emociones y adaptarte, un psiquiatra puede ayudarte a desarrollar estrategias de afrontamiento y superar los desafíos.
  • Antecedentes de trastornos mentales: Si tienes antecedentes personales o familiares de trastornos mentales, como depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia u otros trastornos, puede ser beneficioso acudir a un psiquiatra para una evaluación y un seguimiento regular.
  • Pérdida de interés o placer: Si has perdido el interés en actividades que solías disfrutar, experimentas una disminución significativa en la capacidad de experimentar placer o te sientes emocionalmente entumecido, podría ser un indicio de depresión o de otros trastornos del estado de ánimo.
  • Cambios en el apetito y el peso: Si has experimentado cambios significativos en tu apetito o en tu peso corporal (una disminución o un aumento drástico sin una causa aparente) podría ser un trastorno alimentario o un trastorno del estado de ánimo.
  • Problemas de sueño: Dificultades para conciliar el sueño, despertarse frecuentemente durante la noche, tener pesadillas o experimentar una somnolencia excesiva durante el día pueden ser síntomas de trastornos del sueño o de otros trastornos mentales, como la depresión o la ansiedad.
  • Pensamientos obsesivos o compulsiones: Si experimentas pensamientos persistentes, no deseados e intrusivos, o si te ves involucrado en comportamientos repetitivos y compulsivos que te resultan difíciles de controlar, podría ser un indicio de trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) u otros trastornos relacionados.
  • Desconexión de la realidad: Si experimentas episodios en los que te sientes desconectado de la realidad, tienes alucinaciones o, es importante buscar ayuda, ya que podría ser indicativo de un trastorno psicótico, como la esquizofrenia.
  • Dificultades en las relaciones interpersonales: Si tienes dificultades para establecer o mantener relaciones saludables, experimentas problemas recurrentes en la comunicación o tienes conflictos frecuentes con las personas que te rodean, un psiquiatra puede ayudarte a explorar y abordar los problemas subyacentes.
  • Consumo de sustancias: Si estás luchando con el consumo excesivo o adictivo de sustancias, como drogas o alcohol, un psiquiatra puede ayudarte a manejar tanto los aspectos de salud mental como los relacionados con el abuso de sustancias.

 

Recuerda que estas son solo pautas generales y que cada persona es única

Si tienes dudas o inquietudes acerca de tu salud mental, como ya te hemos recomendado, es necesario que acudas a la consulta con un profesional de la salud, como un psiquiatra o un médico de atención primaria, quienes podrán evaluar tu situación de manera más precisa y brindarte orientación adecuada.

 

¿Psiquiatra presencial u online? ¿Cuándo debemos acudir a cada uno?

La elección entre un psiquiatra presencial u online depende de las circunstancias personales y preferencias individuales.

Ambas opciones tienen ventajas y consideraciones a tener en cuenta:

 

Psiquiatra presencial:

  • Interacción personal: Ver a un psiquiatra en persona te brinda la gran oportunidad de establecer una conexión personal directa. Puedes comunicarte cara a cara, lo que puede ayudar a generar confianza y comodidad en la relación terapéutica.
  • Evaluación física: Un psiquiatra presencial puede realizar un examen físico y evaluar cualquier problema médico subyacente que pueda estar relacionado con tus síntomas mentales. Esto puede ser especialmente relevante si experimentas síntomas físicos que podrían tener una causa médica que no tenga nada que ver con tu salud mental.
  • Acceso a servicios locales: Si prefieres buscar un psiquiatra cerca de tu ubicación, acudir a un profesional presencial te brinda la oportunidad de acceder a servicios locales y establecer un vínculo con el sistema de atención médica de tu área.

 

Psiquiatra online:

  • Accesibilidad: La terapia en línea puede ofrecer mayor accesibilidad para aquellos que tienen dificultades para desplazarse debido a limitaciones físicas, falta de transporte o ubicación geográfica. Puedes recibir atención sin tener que desplazarte físicamente a la consulta del psiquiatra.
  • Flexibilidad de horarios: Las sesiones en línea pueden ofrecer más flexibilidad en cuanto a horarios de citas, lo que puede ser beneficioso si tienes una agenda ocupada o si vives en una zona con pocos recursos de salud mental disponibles.
  • Mayor disponibilidad de especialistas: Si vives en una zona con escasez de psiquiatras especializados, buscar servicios en línea podría brindarte acceso a un rango más amplio de profesionales y especialistas en salud mental.

Es importante destacar que la terapia en línea debe realizarse a través de plataformas seguras y confidenciales para garantizar la privacidad y confidencialidad de tus datos.

Además, no todos los trastornos o situaciones clínicas son adecuados para la terapia en línea, por lo que es recomendable discutir tus necesidades específicas con un proveedor de servicios de salud mental para determinar la mejor opción para ti.

 

En Probien Salud hacen especial hincapié en que la elección entre un psiquiatra presencial u online debe basarse en tus preferencias personales, necesidades individuales y la disponibilidad de servicios en tu área. También nos hacen tener en cuenta que no tenemos que tener miedo en absoluto a ver a un profesional de frente, puesto que el psiquiatra profesional jamás va a poner en tela de juicio tus palabras, sino que va a hacer todo lo posible para ayudarte a salir de la oscuridad en la que te has introducido.

También le puede interesar

Últimas noticias

El primer día de clase

Todos recordamos nuestro primer día de colegio. La mayoría de nosotros lloró un mar. Aunque después de unos días ya nos acostumbramos. Sin embargo, hay

SUBCRIBETE

Síguenos

Galeria

Scroll al inicio