11 noviembre, 2020

Salidas profesionales para los odontólogos

Entre las dudas que más suceden en los profesionales de Odontología es la incertidumbre sobre a qué se van a dedicar cuando acaben.

Completar la formación

En el caso de que se quiera seguir formándose en áreas especiales de la odontología, en lo que hay que pensar es en estudiar un máster con el que pueda además completarse la formación a nivel universitario. Se da gran valor a los posgrados, pues también tienen mucho valor, por lo que en caso de que tomes la decisión de estudiar alguno de esto, también se puede contar con más posibilidades a nivel profesional, puesto que el plan de estudios tiene una mayor practicidad que los grados universitarios.

Hay que tener en cuenta que en los postgrados ofrecen una serie de conocimientos con mucho más detalle de la rama concreta que se elija y hay que ser conscientes de que te va a acreditar para poder aplicar una serie de técnicas en concreto.

Un tema que hay que no olvidar, en especial para los estudiantes que tienen una alta vocación encaminada hacia la docencia, es que los másteres oficiales van a permitir contar con acceso a los estudios de doctorado.

Siempre es bueno que cuando se cursen los estudios en un distinto centro a nivel universitario de donde te graduaste. Hay también una serie de escuelas que tienen formaciones que se especializan en diferentes ramas en el campo de la odontología y donde la bolsa de trabajo será mucho mejor y se facilite la incursión en el campo del mercado profesional.

Estudiar otra carrera

Hay otras profesiones que se puedan ir complementando de manera perfecta de los estudios de odontología. Existen carreras que disponen de múltiples puntos en común y en estos años primeros si que es verdad que pueden estar ante una magnífica ocasión para seguir con nuestra formación y poder desarrollarse en otra serie de habilidades que nos pueden ejercer el campo de la odontología con mayor excelencia.

El crear un gabinete odontológico propio

El caso es que cada odontólogo tiene una serie de expectativas o de necesidades distintas, que deben tenerse claras por parte de cada persona que desee montar una clínica.

Hay personas que tienen claro desde el primer momento que lo que desean es poder su propia clínica dental.  No olvidemos, que cuanta más especialización haya, se da un mayor valor añadido. Para formar un buen gabinete hay que tener un gran conocimiento en materia de odontología, pero también se debe estar formado a nivel profesional.

Por este motivo, el ponerse a estudiar otro grado puede ser de gran interés a la hora de ser el complemento de la profesión de odontólogo.

Trabajar en otra clínica

Cuando en la carrera se han hecho prácticas en la clínica o se han hecho contactos, muchos profesionales no dan nada por seguro. Esta es una de las salidas a nivel profesional más habituales que tienen los odontólogos, tal y como nos confirman desde Gabel Dental, pues creen que al final hay veces que es necesario ponerse a realizar la profesión en una clínica ya establecida.

Adquiere gran importancia hacer un currículum importante y no tener miedo a dejarlo en diferentes clínicas, postulándote entre las diferentes ofertas en la red de redes. De la misma forma, no hay que olvidar el sitio donde se vive y ver también qué oferta laboral es la que hay, en el caso de que lo que sea mejor sea jugar en otra ciudad.

EL campo de la investigación

Esta es una de las salidas más interesantes a nivel profesional. Un campo que nos da muchas posibilidades, pero donde es necesario tener la mejor de las posibilidades, donde es importante tener una importante preparación. No debemos olvidar además lo necesario que es contar con un estudio de posgrado para una vez después conseguir el doctorado.

A la vez se puede tener la gran oportunidad de dar formación a los estudiantes de odontología e ir desarrollando la carrera en la Universidad, puesto que los profesores de universidad deben tener responsabilidades en relación con la investigación.

Hacer una oposición

El ponerse a preparar algunas oposiciones, puede ser una oportunidad magnífica para obtener una plaza en el estado. Eso sí, hay que estudiar unos temarios realmente duros, por lo que no es sencillo conseguir esa plaza.

Siempre hay que afrontar los tiempos futuros con verdadero optimismo, y es que es normal que en algunos sentidos se tenga miedo, como en todas las profesiones. Eso, sí, hay que tener en cuenta que hay mucho que ganar y poco que perder.

Salidas profesionales para los odontólogos