17 diciembre, 2020

Los plásticos compostables, apuesta segura en la guerra contra el cambio climático y la degradación del planeta

Por suerte, la conciencia acerca de todo lo concerniente a la salud de nuestro medio ambiente está empezando a crecer de una manera interesante. Era una de las grandes necesidades de nuestra sociedad y no cabe la menor duda de que tenemos que celebrar que así sea. Desde luego, no cabe la menor duda de que la Tierra se encuentra un estado peligroso y que requiere de toda nuestra atención. De lo contrario, tenemos un problema que seguramente se convierta en una verdadera tormenta más bien pronto que tarde. Y esa no es precisamente la intención que perseguimos.

Se están desarrollando numerosas estrategias para tratar de combatir todo lo que tiene que ver con el cambio climático y la degradación de nuestro entorno. Esto es algo que no nos tiene que hacer que nos relajemos ni mucho menos. Tiene que servir exactamente para el contrario: para continuar trabajando en este sentido y conseguir avances significativos cuanto antes. De eso depende el futuro del planeta… y de todas las generaciones que van a poblarlo en los próximos años y décadas. Como veis, no es una cuestión que sea baladí. Es un asunto que hay que potenciar todavía más.

Una de las líneas de apoyo al medio ambiente ha sido siempre la reducción de plásticos de un solo uso. Una noticia que fue publicada en la página web Newtral informaba de que, en nuestro país, se redujo un 23% el consumo de este tipo de plástico en el año 2019. Desde luego, está claro que este es el modelo a seguir y no cabe la menor duda de que datos como este nos ayudan a seguir la lucha con moral de victoria y con las ganas de continuar con este tipo de proyectos, que son fundamentales para el futuro de nuestro planeta.

Otro artículo, en este caso publicado en el diario ABC, informaba de que España se había propuesto ser una referencia, una líder, en lo que tiene que ver con la reducción en el consumo de plástico. La verdad es que es imprescindible que sigamos con este tipo de proyectos puesto que esto, además, genera una imagen de marca que es muy positiva para nuestro país y que le coloca como uno de los grandes adalides de la lucha medioambiental que hay que seguir para terminar con todos y cada uno de los riesgos que asolan a la Tierra.

La reducción del plástico de un solo uso es una de las piezas angulares para que la lucha medioambiental tenga un enorme éxito, algo que cada vez es más necesario en los tiempos que corren. Eso es lo que está provocando que crezca la apuesta por los plásticos compostables y biodegradables. En efecto, esto es algo que nos han confirmado los profesionales de Bioplásticos Genil, que aseguran que el interés por el uso de estos materiales por parte de las empresas y también de los particulares ha crecido de un modo interesante de un tiempo a esta parte.

Esta es solo una batalla en el conjunto de la guerra

La guerra es una ciencia que se compone de varias batallas. En la guerra contra el cambio climático y la degradación de nuestro entorno, el reducir los plásticos de un solo uso es solo es una batalla que deben librarse. Otras, como lo son la reducción de la dependencia de los carburantes o la apuesta por las energías renovables, son otras batallas que hay que lidiar y que, desde luego, hay que ganar cueste lo que cueste. Y es que nadie puede dudar la de la importancia que tiene ganar todas y cada una de las cuestiones que tenemos en mente.

El tiempo corre en nuestra contra y no cabe la menor duda de que tenemos que poner todos nuestros esfuerzos para tratar de prolongar la esperanza de vida del planeta. Es algo que nos compete a todos y que requiere de una respuesta coordinada por parte de empresas, de familias, de personas individuales y de instituciones públicas. Todo lo que no sea disponer de una coordinación entre todos estos factores no hará sino crearnos más problemas de los que ya tenemos de por sí.

Estamos viviendo un momento complicado todavía en lo que respecta a nuestro medio ambiente. Y hay que cambiar la tendencia más pronto que tarde. Por suerte, tenemos una gran esperanza con las nuevas generaciones, que han demostrado tener un compromiso muy fuerte en lo que respecta a este tema. Esa es una buena noticia pero, como os decíamos antes, no podemos relajarnos ni un ápice si no queremos que las buenas noticias nos terminen generando una mala pasada. Desde luego, sería una lástima que así fuera. Es algo que ni nosotros como seres humanos ni la Tierra como planeta nos podemos permitir.

Los plásticos compostables, apuesta segura en la guerra contra el cambio climático y la degradación del planeta