29 abril, 2021

Un estudio de grabación para tus mejores creaciones

Dentro del campo de la realización audiovisual, desde siempre el sonido como recreación o creación de imágenes sonoras acompaña siempre o casi siempre, en una sincronía mágica,  la imagen visual, y abarca todos los elementos que no sean estrictamente música compuesta para la película, spot o documental: Son los diálogos, los efectos de sonido y la banda musical. En la creación de la banda sonora de un audiovisual existen las mismas posibilidades creativas que en el montaje del mismo, ya que comporta un trabajo de selección de sonidos cuya función será guiar al espectador o consumidor en la percepción de las imágenes y la acción, usando una simulación en el montaje cuando aún no se tiene realizada esta banda sonora, esto es el llamado temp track. La banda sonora de una película se construye de manera independiente de la banda de imágenes. La fuerza de estas imágenes muchas veces se consigue mediante efectos de sonido apenas perceptibles, y es capaz de crear un modo diferente de percibir las imágenes, que puede condicionar su interpretación, de ahí su enorme importancia y su potencial dentro de toda creación audiovisual.

El mejor sonido para tu película

Eres cineasta, trabajas en la industria del cine, o de la publicidad, …Lo sabes muy bien, el sonido que pongas a tus producciones es clave para que el resultado sea un éxito o no tanto. Cuando se comienza a estudiar cine, se aprende mucho acerca de la imagen, y a menudo se olvida que toda obra cinematográfica es audiovisual, -imagen y sonido- excepto al principio del cinematógrafo, con el cine mudo.

Al igual que la imagen, el sonido tiene cualidades estéticas tales como textura, frecuencias, y también psicológicas –el sonido puede ser sugerente, inquietante, estresante, molesto, agradable, calmante, cálido, frío-. El sonido aporta a las imágenes realismo, ambientación, veracidad, sugerencia. Se pueden enfatizar los silencios, utilizándolos simbólicamente, como metáforas de la ausencia, del peligro, del suspense… Se puede cortar el sonido en algunos fotogramas, como una expresión de la propia narrativa cinematográfica, para evidenciar el pasado, o un lapso en el tiempo, o imágenes oníricas… Las posibilidades son amplísimas, el narrador cinematográfico, el director, los guionistas, darán las pautas en función de la historia que necesitan contar y de su propia creatividad artística.

Los tipos de sonido en el cine: In, Off y Fuera de campo.

El sonido IN proviene del interior de la pantalla y es todo lo que acontece en el espacio y tiempo de filmación: Diálogos de los personajes, música, sonidos de ambiente, un músico u orquesta que tocan en directo.

El sonido OFF es todo lo que proviene del exterior de la pantalla, del mundo de fuera, y es una voz en off que narra, sonidos, música que se añaden posteriormente.

El sonido fuera de campo sería el sonido diegético, forma parte de la historia que se está narrando, pero la fuente del mismo no está en nuestro campo visual, está fuera: La sirena de un coche de policía, el bullicio de una fiesta, sonido de fuegos artificiales… Todo esto desde estancias cerradas o desde lugares que no tienen acceso al campo visual de estas fuentes de sonido, pero que sí forman parte de lo que se está contando.

El sonido diegético es aquel que forma parte de lo narrado, es música diegética cuando un personaje está tocando un instrumento, o escuchando la radio o música en cualquier soporte, durante la acción de la película.

El sonido extradiegético es el que está fuera de la acción de la escena que se está reproduciendo, y normalmente es la banda musical que tienen todas las películas.

El sonido directo es aquél que se registra en el momento de la grabación de la película; los efectos de sonido son sonidos que remarcan la acción, están previamente creados, o son realizados por un artista de Efectos Sala.

El sonido en el cine tiene las funciones principales de: Complementar la imagen, para entender la historia, solucionar problemas narrativos y cohesionar el montaje de la película, y genera una influencia inconsciente en el espectador.

Dónde conseguir las mejores producciones de audio

El CEO y productor de Estudio Silencio en Madrid,  David Kano, lleva trabajando en la producción de audio desde 1998, siendo además compositor, músico y DJ, con una dilatada carrera en producción de sonido en diferentes estudios de grabación. Su genuina expresión creativa ha dado forma musical tanto a grupos noveles como a bandas consagradas, que confían plenamente en su sello especial y en su forma de entender la música.

Un estudio de grabación como Estudio Silencio, situado en el corazón de Madrid, produce tanto para terceros como producciones propias, bandas musicales con el apoyo de la gran experiencia de David Kano, la tecnología más actual, y el equipo de técnicos de sonido que hacen de todos sus trabajos el complemento necesario e imprescindible para músicos, directores de cine, directores de sonido, etc.

El director de producción discográfico tiene un cometido eminentemente creativo y musical, no exclusivamente relacionado con los aspectos económicos del proyecto. El impacto del trabajo de un director de producción musical supone un 25% en la creación del disco y de su impacto a nivel comercial, aunque evidentemente esto depende del proyecto y cómo venga de armado desde el comienzo, desde que se le entrega al productor musical.

Cuantos más conocimientos tiene el productor, dispone de un mayor número de herramientas para solucionar problemas. Conocimientos tecnológicos, saber tocar instrumentos, saber de armonía, de melodía, letras, ejercer de psicólogo muchas veces, son cualidades no imprescindibles pero sí muy recomendables para un productor musical. A veces un productor musical no es músico sino ingeniero de sonido y ejerce muy bien su profesión, todo es posible, pero en esencia de lo que se trata es de dar a la obra una cohesión integral, una voz unificada y un tono que domine, para evitar el caos de una sucesión de sonidos inconexos. Por eso su trabajo abarca muchas áreas, algunas de ellas fuera del estudio.

Un estudio de grabación para tus mejores creaciones