20 diciembre, 2021

La importancia del empaque y del cuidado a la hora de trasladar productos

Cuando se trata de sus productos, las empresas deben buscar la manera de que estos lleguen a las manos de sus clientes de la mejor forma y para ello, se pasan varios procesos pues el producto debe estar contenido en algo, en este caso, el empaque. Al hablar de esto, solemos pensar en los grandes corredores de los supermercados donde encontramos los productos que necesitamos para el día a día, pero desde el lugar en el que se fabricó, hasta el supermercado y luego hasta nuestro hogar, es mucho el camino recorrido.

Para que este llegue en buenas condiciones a nuestras manos, el empaque, embalaje y trasporte, deben ser debidamente cuidados pues de lo contrario, el cliente recibirá un producto maltratado y la imagen de la empresa se verá afectada, lo que significan menos ventas y una migración de sus clientes para una empresa que le ofrezca un mejor producto desde el punto de vista visual.

¿Qué es el empaque y cual es su importancia?

El empaque lo podemos definir como el contenedor de un producto, este es diseñado y producido para protegerlo y cuidarlo adecuadamente durante el tiempo que pase siendo trasladado y así como también el tiempo que pase dentro del almacenen y su finalidad es que el producto llegue en la mejor condición al comprador.

Los empaques juegan un papel importante en la mercadotecnia y el marketing, puesto que es posible que sus atractivos físicos e innovación funcione a favor de las ventas y promociones; pues en muchos casos, los empaques suelen ser tan llamativos que consiguen que el comprador adquiera el producto, sólo para poder usar el empaque. Esto significa que el empaque es un vendedor del producto en sí mismo. Estas son algunas de las razones:

  • Se convierte en la estrategia fundamental para diferenciar un artículo tanto con productos dentro de la marca, como con la competencia.
  • Es la parte del producto que genera un acercamiento al consumidor siempre y cuando se encuentre en buenas condiciones.
  • Es el factor principal que ayuda en la venta del producto, logrando incrementar el interés de los compradores, especialmente en aquellos clientes nuevos que no conocen el producto.

El diseño del empaque también forma parte de las campañas de marketing, ya que este debe cumplir funciones como la protección de los productos, la facilidad de almacenamiento, uso y protección. Los consumidores compran de acuerdo a las necesidades, valores y expectativas; pero también en muchos casos se compra motivado a la curiosidad, y en este caso, afortunadamente, el empaque puede no solo mostrarles a los clientes las bondades del producto, sino también jugar a despertar la curiosidad por un contenedor llamativo y atractivo.

Pensando en ello hemos contactado con los profesionales de Empacke, quienes nos ayudaron a enlistar los aspectos más fundamentales a tomar en cuenta cuando se trata de los empaques de productos:

  • Diferencia de la competencia: El empaque y las etiquetas son elementos diferenciadores entre una marca y otra; esto se debe a que el empaque de un producto suele contener el nombre, logo y el esquema de colores de la imagen de una empresa. Esto ayuda a los consumidores a identificar el producto fácilmente, aun cuando se encuentre rodeado de productos similares.
  • Atracción visual: El cómo luce un producto es tan importante como la calidad del mismo. El aspecto físico del empaque puede hacer la diferencia que un comprador se decida por uno u otro. Es por esto que muchas empresas hacen estudios de mercado sobre esquemas de color, diseños y tipos de empaque, de manera que logren determinar cuál es la mejor opción para sus productos y que estos lleguen fácilmente al público al que van dirigidos, pero que a su vez capten la atención de los otros.
  • Promoción: El empaque cumple con una labor importante en la presentación de información acerca del producto. Que el cliente pueda responder algunas preguntas sobre el producto con solo mirar el empaque, puede ser el punto decisivo para el cliente a la hora de elegir el producto sobre otro. La información contenida en un empaque puede hacer que el lector compre el producto sin haber tenido que hablar con el vendedor.
  • Función: El propósito del empaque de un producto es protegerlo de daños. El empaque no solo cumple con esta función durante su traslado desde el punto de partida, hasta los distintos puntos de distribución, sino que también lo protege durante el tiempo en el que está almacenado en los anaqueles, recordemos que si bien los empaques son fundamentales, lo más importante es eso que está dentro de él.

¿Qué es el embalaje y cuál es su importancia?

El embalaje es una forma de empaque que cumple con la función de envolver, contener, proteger y conservar los productos envasados. Esta parte del proceso está orientada a la protección del producto durante el transporte logístico, es decir, el traslado desde el punto de salida, hasta todos los puntos de distribución. En este particular es importante destacar los siguientes aspectos en relación al embalaje.

  • Materiales: la madera, plástico, cartón, papel, de acolchonamiento, son los favoritos para esta tarea. Para elegir el más adecuado lo que se debe saber de primer momento es tipo de mercancía, su peso, cuánto tiempo durará el traslado y también si el producto es frágil o no.
  • Espacio: cuando se traslada un producto el espacio se debe aprovechar eficientemente. Para ello se busca que durante el tiempo que dure la ruta de un punto a otro, este se maltrate lo menos posible, es decir que no se rocen entre sí y que, dentro del contenedor, estén ajustados sin que eso signifique que se puedan dañar unos a otros.
  • Protección: es importante que se tomen en cuenta los riesgos de impacto o contaminación, así como crear las condiciones ideales necesarias para que los productos -según sea el caso-, estén protegidos a lo largo del viaje (se toman en cuenta aspectos como la temperatura o la humedad)
  • Manipulación: La mercancía pasará por incontables sitios durante su traslado desde el área de producción hasta el cliente final, así que el embalaje debe ser fácil de manipular y de montarse con un montacargas y grúas, y de abrirse y cerrarse sin problema.

Empaque, embalaje y traslado ¿Cómo cuidar el producto?

Ya hemos hablado de la importancia tanto del embalaje como del empaque, ahora es importante darle prioridad al traslado de esos productos, pues de nada sirve que se cuiden todos los detalles que involucran un empaque precioso y funcional, así como un embalaje que lo proteja, si durante el traslado no se toman las medidas mínimas para protegerlo. A continuación, enlistaremos los puntos más importantes para hacer un traslado de mercancía que sea tan cuidado y atendido, como los dos anteriores.

  • Contar con personal especializado: Un personal con entrenamiento y formación en lo que se refiere a traslado, almacenaje y cuidado de mercancía es el indicado para encargarse de este proceso.
  • Manejar cuidadosamente el producto: Ya hemos mencionado lo importante que es cuidar todos los pasos del proceso de distribución, y en este caso nos referimos a llevar un control de la fragilidad de los productos, así como también de la forma en la que están embalados. De esta forma, quienes reciban el cargamento sabrán de qué manera debe tratarse, es decir, si se trata de alimentos que requieren de cadenas de frío, estos son los prioritarios al momento de descargar la mercancía.
  • Agilizar el montaje: El embalaje debe ser eficiente, pero a su vez, es fundamental que sea sencillo, de manera que quien se encargue del montaje en los puntos de venta, no pierda demasiado tiempo manipulándolos.
  • Respetar las normativas legales: Todo este proceso debe seguir los protocolos de empaquetado, embalado y traslado de producto, tanto dentro de las fronteras del país, como en los casos de distribución internacional. Por lo que es fundamental tener especialistas en el área que conozcan todos los pasos a seguir para poder exportar mercancía sin que se corra el riesgo de una pérdida monetaria por no cumplir las normativas exigentes en el país de destino.

Es evidente que el empaque, embalaje y traslado son fundamentales para una empresa que ofrezca productos a sus clientes. Por eso es tan importante contar con profesionales que desde el momento en el que se está haciendo el trabajo creativo de la creación del empaque, puedan trabajar en equipo para que todos los pasos se den teniendo presente la normativa legal, pero también buscar la manera de que el trabajo de quienes hacen el esfuerzo manual de distribución, montaje y venta, también sea más sencillo.

El trabajo en equipo es fundamental y para ello lo más recomendable es hacer estudios previos que busquen darle luces a todos los involucrados en el proceso creativo para que sus esfuerzos vayan dirigidos a crear empaques atractivos y que sean funcionales. Pero que a su vez, sean fácilmente trasladables sin daños, pues recordemos que en todos los pasos se hacen inversiones monetarias, de tiempo y de esfuerzo que deben ser protegidas.

 

La importancia del empaque y del cuidado a la hora de trasladar productos